Descripciones literarias

 

La descripción literaria (lengua expresiva) posee una finalidad estética. La atención del autor se centra  en el mensaje, y no tanto en el objeto o referente que se describe.

La descripción literaria se caracteriza por la subjetividad y la expresividad del lenguaje que se utiliza.

El autor es subjetivo,  manifiesta su punto de vista abiertamente,  no persigue el rigor científico, sino destacar aquellos aspectos que considera más relevantes para sus fines.

Aquí presentamos trabajos de descripción literaria redactados por estudiantes de la materia de Escritura Creativa en la carrera de Ciencias de la Comunicación.

La obra que se tomó como referencia es el cuadro “Nuestra imagen actual” de David Alfaro Siqueiros.

 

 

Descripción literaria.

David Alfaro Siqueiros “Nuestra imagen actual”.

 

Escribió: Laura Maritza Pedraza Ramírez.

Su vivir se maneja en lo instintivo, en esa cabeza dura como una montaña que tiene miedo al uso de la razón y prefiere encerrarse en su propio mundo, comenzando con la ironía de que no sabe cuál es su identidad; es por eso que no tiene rostro, simplemente es una cosa de la imaginación, algo que se puede plasmar en la mente de la persona que así lo desea. Este hombre contemporáneo, empapado de nuevas tendencias culturales e ideológicas, que olvida de dónde proviene su existencia, eso esencial que lo hacía transcendente, que lo hacía hombre.

Cómo poder olvidar esas manos que sobresalen de su cuerpo y muestran la falta de algo, un vacío donde busca un nuevo camino que lo lleve lejos de este mundo perdido y lo regrese a lo que era antes, su esencia. Es fuerte, duro consigo mismo, le da pavor el hecho de mirar en lo que el mundo se ha convertido, ve la marginación entre los humanos, esa discriminación donde prefiere ocultarse por instinto de sobrevivencia; muestra un camino individualmente creativo de hacerse a sí mismo. Las costumbres le incomodan, pero a final de cuentas las hace suyas, comienza a crear paradigmas personales y ya quiere huir.

Grita con el mismo cuerpo “¡Una salida por favor!”, sólo una, su cabeza es necia, su cuerpo es la representación de lo que ha sido y seguirá siendo, una primera muestra de la arquitectura mental, es el ejemplar de la contienda de sus memorias.

El hombre es esencia y la esencia es el hombre.

 

Escribió: Christian Ruíz Ramírez.

Era él, un hombre de crudo semblante, de ojos perdidos, de pocas palabras. Un hombre de gran temple, fuerte, decidido, impulsivo, agresivo; una persona capaz de conquistar al mundo con solo extender sus manos y borrar su semblante.

Era él, un hombre que no mostraba sus sentimientos, duro de corazón y arraigado a sus costumbres; un hombre que sin saberlo había adoptado la misma personalidad de sus antepasados, las piedras. Temía decir lo que realmente pensaba, por eso un caparazón amargo cubría su verdadera identidad.

Era él, un hombre inteligente, astuto, manipulador y egocéntrico; sus pensamientos se derivaban de su sed por conquistar cuanta cosa se le ponía en frente, su avaricia su mayor perdición y su manipulación desmedida su mayor virtud. Lograba conquistar al mundo con solo pensar y lograba tener a la gente a sus pies con solo creer.

 Era él, el retrato de lo que fue, la escultura de lo que es y la pintura de lo que será. Un ser de piedra, de sentimientos cuarteados y de emociones esculpidas. Era él, solo él.

 

Escribió: Michelle Sánchez Martínez.

Dentro de un lienzo donde puedo imaginar una vida y un estado de ánimo que provoca calidez y seriedad, al mismo tiempo, me muestra un ambiente hostil que hace que esa nada que hay en él se vuelva realidad y me muestre un sueño difícil de creer o siquiera imaginar.

Unas manos que muestran con gran afán las ganas de entregar la libertad, pero que al mismo tiempo se muestran tan juntas que parecieran estar encadenadas pidiendo ayuda para escapar.

La ignorancia que nos nutre se ve reflejada en su faz, ese rostro que al mismo tiempo que no podemos ver, nos parece extraño y difícil de reconocer. ¿Será acaso que no queremos ver nuestra realidad? Como seres pensantes que la final terminamos siendo una evolución de un animal que muchas veces pareciera ser más racional que nosotros en tantos aspectos, esos que se arrepienten de ser tan mediocres al intentar salvar al mundo o mínimo a ellos mismos. Aquellos que dicen matar por la vida, que se vuelven tan incongruentes que prefieren que todo se extinga antes de encontrar la plenitud misma. Los egoístas que dicen dar todo lo que está a su alcance a cambio de poder, un poder inútil que te hace presa de ti mismo. Aquellos que cambian la vida por lo más preciado que conocen, lo material.

Cuando todo empieza a tomar sentido y te das cuenta que esas manos no son de libertad sino de alguien que pide ayuda con gran ahínco; cuando esa mirada y esa cara en un rostro inexistente es realmente nuestra verdadera faz, descubres que no es la pintura de un hombre grande plasmado en un lienzo pequeño, sino la realidad del hombre donde niega reconocerse a sí mismo y sus acciones, postrado en una cárcel, donde su grandeza se vuelve sus culpas, haciendo que la cárcel se vuelva cada vez más pequeña. Pide ayuda para salir de su cotidianidad y de su falta de amar y vivir la vida.

Afrontemos nuestra realidad y busquemos un rostro que todos podamos reconocer, demos un concepto nuevo a nuestra forma de ser, de vivir y de existir.

 

Escribió: Ana Gissel Rico Cedillo.

La imagen muestra un paisaje de angustia en la cual se observa al ser humano tratando de alcanzar su libertad, sus pensamientos se han cegado completamente y su rostro simplemente perdió importancia quedando así convertida en una roca; esto quiere decir que cada día perdemos aún más nuestros sentidos, ya no sentimos, ya no percibimos olores, ya no vemos a nuestro alrededor, ya no oímos y por consecuencia ya no podemos comunicarnos con los demás, la vida se ha vuelto una rutina aburrida que nos tiene atados a una esclavitud interminable.

Si tan sólo pudiéramos volver a ver, sentir, oler, escuchar y gustar cada día que nos regala la vida, si sólo disfrutáramos cada instante de ella, valoraríamos el gran tesoro que poseemos.

 

Escribió: Montserrat Escalante.

No tiene cara porque no tiene nombre; no necesitó de ojos para admirar su alrededor, no necesitó de una nariz para percibir los dulces pinos de su jardín, ni de boca para conversar y mucho menos necesito sus orejas para escuchar; no necesitó de sus sentidos simplemente porque nunca le interesó.

Nunca supo  de donde era y desconocía si tenía amigos o familiares, siempre vivió para trabajar en su solitario rincón. Día tras día su cuerpo trabajaba y su mente ponía empeño en lo que sus manos laboraban.

 Tan frio, tan huraño, tan falto de vida. Sabrá sólo Dios si al morir partió un alma o si sólo fue un cuerpo que caducó. Si bien en su vida no entrego nada, en su muerte le ofreció a Dios todo lo qué tenía, el cansancio de su ser.

 

 

Descripción de la obra:

David Alfaro Siqueiros, “Nuestra imagen actual”, 1947. Piroxilina sobre celotex y fibra de vidrio. 223 x 175 cm. Col. Museo de Arte Moderno, INBA, México.

About these ads

6 comentarios en “Descripciones literarias

  1. están muy chidos sus descripciones literarias me encantan sigan con esto me late un monto

    • yo quiero contarles algo de las descripción científica

      descripciones de las características científicas que posee una de la descripción científica en contracte con la descripción literaria derivación y composición en la creación de las palabras ……….

      eso es todo espero que les juste m i comentario que apenas estoy estudiando otra ves por que me salí de la preparatoria por un novio que no vale la pena nunca confíen en los mas tierno aunque lo ames demasiado te va a destruir tu vida y te va a decir que dejes de obedecer a tus papas y luego te vas a alejar y vas a perder todo y luego te dejara sola en tu vida entonces te arrepentirás de lo que hicite un gran error los quiero ojala me respondan por esto que les escribo besos a todos especial a mis papas

      los quiero………………….síganme en tuiter de Andrea ramiros

  2. leisa Alejandra silva por que pones wow que te pasa

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s