La fotografía, un momento de lucidez.

 La fotografía, un momento de lucidez.

Mtra. Brenda Romero González.

¿Qué entendemos por lucidez? Quizás brillante, luminoso, vivo, genial, perspicaz, fino o penetrante.  Esta última palabra es excitante, sobre todo cuando se trata de cuestiones inspiradoras y ricas en tema y contenido. La lucidez es la cualidad de ser lúcido, lo cual significa que se debe ser claro en el razonamiento, en las expresiones, en el estilo, etc. todo esto según la Real Academia Española (RAE).

Por otro lado es importante medir nuestro nivel de lucidez, ¿Cómo lo hacemos? Eso lo tiene que decir cualquiera de los hemisferios de nuestro cerebro, el que sea, pero, que funcionen para generar  ¡lucidez!

¿Y para qué queremos ser lúcidos? Eso cada quien lo responde y si no tiene la respuesta, entonces está en problemas, muy probablemente su cerebro este muriendo.

Por lo pronto la lucidez la podemos aplicar en lo que hacemos o decidimos hacer, en lo que nos gusta, que pueden ser muchas cosas. En el caso de este artículo el enfoque va destinado a saber cómo obtener, desarrollar o detectar, la lucidez en el momento de hacer fotografías.

Primero que nada presentó los aspectos de la fotografía, considerados, según,  mi experiencia en donde se tiene que usar la lucidez, para tener futuro en esta profesión.

  1. El aprecio de las escenas. 

 Existen varias definiciones de lo que significa apreciar, las aplicables al tema que estoy tratando son las siguientes:

a)      Percibir algo mediante  la capacidad intelectual. (definitions.net).

b)      Percibir algo a través de los sentidos. (definitions.net).

Si no se echa a andar el intelecto para detectar una imagen que puede dar mucho a  nuestra vista, no tiene sentido decir, me gusta la fotografía o  decir la pregunta tan lamentable ¿Qué imagen es interesante?

¡Por favor! Entonces es el momento de reconsiderar sí la fotografía es la actividad que se quiere desarrollar en la vida de un ser humano. Si no se es capaz de observar en cualquier lugar, rincón , zona como sea, algo para sacarle provecho, disfrutarlo y plasmarlo en una imagen con un contenido diáfano, entonces hay que buscar otra cosa, por ejemplo “clases de tejido”, como decía mi querido maestro de fotografía Skidmore Smith.

   2.   La cámara fotográfica.

 Compañera fiel del fotógrafo, la cual no habla, no discute cosa alguna con respecto a lo que el fotógrafo quiere hacer, aunque hay momentos como todos tenemos, en donde se rebela y  sale la foto obscura o movida o simplemente no te deja hacer la toma, pero eso es sí, el fotógrafo no es lo suficientemente hábil, para manipularla y decirle yo mando aquí, te conozco perfectamente y sé como hacer que retomes el camino.

Y es cierto, hay casos en donde frenamos nuestro intelecto y nos quedamos en la mediocridad e ignorancia de no conocer a fondo nuestra cámara fotográfica, si decimos que nos  queremos dedicar a la fotografía.

Incluso se puede trabajar con la cámara más sencilla ya sea análoga o digital y aún así hay quien teniéndola durante mucho tiempo y se dice que toma fotos no se ha dado la tarea de disfrutarla  y ver la posibilidad de todo lo que ella tiene por ofrecerle, simplemente no la sabe tratar y los dos, tanto seudofotógrafo y cámara se quedan incomunicados y por lo tanto surgen infinidad de problemas al grado de decir ¡no quiero saber de este aparato, no sirve, no nos entendemos! y se opta por quedarse con lo que siempre ha sido fácil, el automático, que en un principio te ayuda y te puede emocionar haciéndote pensar que sabes hacer fotografía, que eres el mejor, que te olvides de conocer y tratar a fondo a quien siempre te ha acompañado, la cámara fotográfica, simplemente porque ésta, es compleja y misteriosa.

Pero luego ¿Qué pasa? Lo más seguro es que te aburras porque no tienes más opciones con él automático, que más me puede enseñar, después de haberme mostrado lo seductor que puede ser, de recordarte que tiempo atrás vivieron momentos agradables y que ahora podrían retomarlos. Pero hay que tener cuidado porque después puede resultar engañoso, se puede volver fastidioso, tormentoso y sin futuro.

El automático es un obstáculo, un niño caprichoso que no se ha encontrado así mismo, no sabe qué quiere y experimenta con todas las personas  a ver cuál puede ayudarlo a encontrar algo significativo en su existencia; se queja de todo es acomplejado, frustado, porque se busca muchas limitaciones y defectos que no lo dejaron subir o terminar objetivos, simplemente está estancado y quiere la lástima de todos, por eso se obsesiona por no permitirte fotógrafo, seguir y conocer, a tu compañera, la cámara fotográfica.

Dense a la tarea  de experimentar el placer de desnudar a su cámara de fotos,  y se darán cuenta lo lúcidos que pueden llegar a ser en este aspecto.

   3.   La iluminación.

 Simplemente sin ella no hay imagen, sin ella tampoco llegan las ideas a nuestro cerebro, porque es la orientadora de nuestra percepción, a través de ella podemos sentir lo que fotografiamos con todos nuestros sentidos, no solo la vista, como se podría pensar.

¿Cómo es posible que hay quienes se atreven a decir “me gusta la fotografía, pero los ejercicios de iluminación son cansados” ¡Es increíble ¡ Hay quienes dicen que no pueden disfrutar la magia de un atardecer que incluso puede embellecer hasta el objeto más contaminante para el planeta, como lo podría ser una fábrica, un río sucio, algo muy común en nuestro entorno, en lugar de mostrar lo hermoso que puede ser un cursi bosque, puedes mostrar  como con el encanto de la iluminación aplicada a la fotografía, lo hermoso que pueden volverse objetos escenas, personas que no tendrían nada de agradable. En pocas palabras el valorar la iluminación te da un nivel más alto como profesional de la fotografía.

     4.  La Técnica.

 Manipular la técnica te lleva a tener una relación súper íntima con tu compañera, la cámara fotográfica, porque solo tu sabes y conoces, que los diferentes movimientos de diafragma te pueden llevar a un estado de satisfacción tal que le dices a la cámara, -cada vez te se tratar mejor-, lo mismo pasa con el obturador y con tantas funciones que puede tener un aparato fotográfico.

Cuando a través de la técnica apoyas el contenido de tus tomas, le das vida a tus escenas, pero es vital aportar algo con sustancia, que permita alimentar los sentidos del espectador hablando de nivel enriquecedores y de paz del alma, no a imágenes que en definitiva pueden aportar sentimientos a quienes la observan, pero sentimientos de asco, repudio insatisfacción, frialdad, o de nada, emociones que nos hacen sentir mal y hastiados y todos hemos vistos imágenes que no aportan nada y que se muestran solo por el simple hecho de que a algún ser sin creatividad se le ocurrió, irónicamente hablando.

    5.  Composición.

Es el orden de las ideas, si bien es cierto existe varias reglas que se recomiendan aplicar para acomodar de manera armoniosa  los elementos que van a componer tu toma fotográfica, pero también cabe la posibilidad de que formes tus propias reglas sin caer en excesos de imágenes seudoabstractas, usadas de manera inconsciente para disculpar al fotógrafo  sin genialidad o lucidez. Para todo hay un comienzo, los grandes pintores, fotógrafos empezaron por lo básico establecido para poder formar una imagen y posteriormente adquirieron su propio estilo.

La composición va a dar lugar a crear de un caos algo con una unidad tremendamente comunicativa y fructífera.

La formación de una imagen portentosa, es el resultado y suma de todo lo anterior, lo que tiene sentido, lo que permanece por siempre y no tan solo por quedarse plasmado en un papel, sino que trascendió desde que la captamos  con todos nuestros sentidos, con la ayuda orientativa de la iluminación, pasó por nuestra compañera fiel la cámara fotográfica, quien es la te apoya y te apoyará siempre si es que decides quedarte con ella. Y la ayuda que te otorga es darle vida a tus imágenes, lo cual  llega a hacerte sentir pleno. Por último el clímax de todo esto da como resultado un estilo de composición original.

“En sus momentos de lucidez, todos los locos son sorprendentes”. (Delavigne, Casimir)

¡Sean lúcidos y locos para hacer fotografía!

 

Fuentes de información.

  1. Definitions.net. apreciar.

(Concepto) 2009

http://spanish.definitions.net

11 de noviembre de 2009

  1. WordReference. Diccionario de la lengua española. Lucidez.

(concepto) 2009

http://www.wordreference.com

11 de noviembre de 2009.

  1. Frases y pensamientos.com. lucidez.

(frases célebres) 2009

http://www.frasesypensamientos.com.ar

11 de noviembre de 2009

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s