Publicado en Periodismo.

Columna Conexión Universitaria.

 

 

EL BULLYING ¿DE QUIÉN ES LA RESPONSABILIDAD?

 

Mtro. Israel Pérez Valencia.

El pasado lunes, 15 de agosto, los medios de comunicación informaron sobre el suicidio de un menor de 13 años de edad, quien se ahorcó en su domicilio ubicado en la ciudad de México.

La razón aparente por la que se quitó la vida el niño, era que sufría de un severo ataque de depresión, producto del Bullying del que era víctima en la escuela meses atrás.

Para todos los que no estén informados al respecto, el fenómeno del Bullying consiste en el acoso o abuso de cualquier tipo que se genera entre amigos o compañeros de clase, generalmente en la educación básica o media superior.

Como tal, este fenómeno no es nuevo; todos en nuestro bagaje de recuerdos estudiantiles ubicamos a dos o tres compañeros, los cuales eran conocidos como lo “gandallas” de la escuela o del salón, quienes por su físico o búsqueda de identidad golpeaban u hostigaban a los demás estudiantes.

¿Por qué entonces el “Bullying” ha impactado a los niños y jóvenes de esta época? ¿En qué se diferencian los abusos entre niños y jóvenes que ahora es un problema que puede conducir incluso hasta el suicidio?

La respuesta está en los medios de comunicación. Al hacerse más portátil el acceso a Internet y las redes sociales, los abusadores tienen el poder no sólo de hostigar o humillar a un compañero, sino también de grabarlo, tomar fotografías con su teléfono celular o inclusive robar material de su computadora personal  para después subirlas a Facebook, Twitter o cualquier otra red social, y así la humillación o acoso sea masivos y más degradantes.

Por desgracia, los organismos educativos y gubernamentales están apenas en la etapa de conocer el fenómeno y sus causas. La encuesta Convivencia Escolar realizada en primarias y secundarias de la ciudad de Querétaro es una prueba de ello.

Resulta cuestionable el hecho de que en este instrumento se hicieran preguntas que cayeran en una obviedad de respuesta, lo que representa un sesgo en la investigación; como por ejemplo: “¿Has maltratado física, verbal o psicológicamente a alguien?” ¿Quién de los estudiantes podría contestar honestamente ante tal cuestionamiento a sabiendas que se está investigando el Bullying?

Por ello, es importante que los padres de familia entren en acción, a través de estrategias fundamentales, como son:

El promover una mayor comunicación con los hijos. Aunque puede parecer algo imposible dadas las dinámicas de la vida laboral que viven los padres de familia, es muy importante que se programen tiempos de convivencia que permitan detectar algún indicio de Bullying en nuestros hijos, además de inculcarles una actitud de confianza hacia sus padres cuando sientan que algo no anda bien.

Por otra parte, es fundamental el promover una cultura de respeto. Nuestros hijos deben estar consientes del daño que pueden producir en sus compañeros y las consecuencias a las que serán sometidos en caso de que caigan en el Bullyng o cualquier otro tipo de abuso.

Y finalmente, hay que revisar qué es lo que hacen en las redes sociales. Al ser niños de primaria y secundaria, no suelen estar muy claros respecto al uso que le dan a la Internet. En este rango de edad, los papás tienen la obligación de revisar las cuentas que sus hijos tienen en las redes sociales, no sólo para evitar en Bullying, sino para revisar qué es lo que llegan a subir en ellas y si no ponen en riesgo su seguridad.

Los casos de Bullying en todo el mundo se deben en gran medida a la falta de comunicación efectiva entre las personas, particularmente entre padres e hijos; por lo que no es posible esperarse al reporte escolar, la muerte de otro menor o la estadística gubernamental. La salud mental de nuestros hijos está en riesgo y nosotros somos responsables únicos de su bienestar.

Anuncios

Autor:

Bienvenidos a Mediando, espacio de análisis y propuesta acerca de la comunicación, la cultura y la educación.

6 comentarios sobre “Columna Conexión Universitaria.

  1. La responsabilidad social es importantísima respecto a este fenómeno. Tenemos que crear en todos los ambientes en los que se desarrollan nuestros niños y jóvenes esquemas que soporten el respeto, la solidaridad, la empatía y el compañerismo. En los grupos sociales se reproducen patrones que reproducen los valores que imperan en la sociedad y este tipo de fenómenos nos alertan acerca de cuáles son los valores que estamos transmitiendo a nuestras futuras generaciones. La violencia, burla, uso y abuso contra las personas nos hablan de un esquema social que tolera en las familias y las ciudades y comunidades este tipo de conductas sin castigarlas, reprenderlas o limitarlas. Más allá de legislaciones o grandes proyectos educativos, la labor es de reflexión y aplicación de prácticas comunes en nuestros círculos sociales para mejorar la convivencia y promover los valores que engrandecen la dignidad de las personas.

  2. Hola es el segundo artículo que me toca leer tuyo al respecto, y de verdad te agradezco que insistas en el tema, yo al igual que Rosa María considero que la RESPONSABILIDAD SOCIAL es la acción más importante que tenemos para controlar este mal. No es posible que los padres no nos percatemos de las situaciones por las que pasan nuestros hijos y como sociedad de nuestros jovenes y niños, cuando ejercen violencia y cuando la soportan! por otro lado tambien considero que se debe obligar por medio de leyes a toda aquellas autoridades que tienen bajo su cobijo la eduación y convivencia infantil y juvenil, hablese de escuelas, institutos, universidades, clubes etc. ya que te puedo asegurar (por que lo he vivido) que la verguenza, el decoro, la imagen etc muchas veces ocultan estan situaciones agravando la situación al grado de llevar a los jovenes a estas acciones. Por ultimo me gustaría añadir que de verdad es necesario insistir en el tema, en el estado de Querétaro, en donde radico y por razones logicas me importa y duele sobremanera estos hechos, en el mes de Julio – Agosto dos jovenes de la comunidad de Sanfandila, de 17 y 12 (hombre y mujer) fueron hallados ahorcados sin que aún se pueda determinar la causa, pero sin lugar a dudas valdría la pena preguntarse que clase de depresión, tristeza, agobio, violencia lleva a quien en su lugar debería tener sueños y esperanzas a terminar con su vida? no se vale…. SOMOS RESPONSABLES TODOS!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s