Publicado en Cultura., Educación

CONFERENCIA: LA FÁBRICA DE MACHOS

Mtro: Israel Pérez Valencia.

México es un país sinónimo de cambio y modernidad. Las nuevas generaciones y formas de pensamiento, han generado en nuestro país perspectivas donde se puede palpar la evolución. La forma de ser, de ver y hacer las cosas ha ido cambiando con el paso de las décadas, y en ocasiones, las adversidades nos hacen recordar que, cuando hace falta, los mexicanos sacamos la casta y el orgullo para ser motores de acción, para hacer historia.

mujerestresadaMéxico no es el mismo de hace 20 años, la sociedad es radicalmente distinta: las relaciones interpersonales se han vuelto cada vez más complejas y las que se dan entre hombres y mujeres no son la excepción: Con el paso de los años, gracias a los cambios en la economía, la política y la sociedad, las mujeres se han posicionado cada vez más en espacios inexplorados.

En lo económico, las mujeres ya contribuyen al presupuesto familiar; en lo político, el concepto de equidad de género ha sido la constante, tanto en los espacios públicos como en los privados, mientras que en lo social, las mujeres demandan espacios para estudiar, trabajar y desarrollarse personal y profesionalmente.

Tanto en mujeres como en los hombres ha quedado claro que la búsqueda de la igualdad en derechos y oportunidades es algo inevitable, y  representa un avance significativo para la convivencia y la evolución armónica de la sociedad moderna.

Sin embargo, en esta  vorágine de cambios que se viven todos los días, en nuestro país existen voces y personajes que viven en un pasado obsoleto, que se contraponen a la evolución de la sociedad y que se aferran a vivir en ella a pesar de ya no encajan en ninguna parte. Dentro de estas voces retrógradas está la de un personaje peculiar; un producto anacrónico surgido de una vieja fábrica que conserva la receta tradicional para su elaboración y que ha sobrevivido a los cambios porque todavía se consume en muchos hogares de México, a pesar de ser amargo y dañino para la salud. Ese personaje es el macho mexicano.

machismo-1024x662¿Pero cómo le hace esta fábrica para seguir produciendo estos machos que todavía se consumen en gran parte de nuestro país?

¿Por qué este producto se aferra a continuar en nuestras casas? Para poder responder a estas preguntas, es importante revisar su envasado de origen:

El macho mexicano ha vivido con nosotros desde hace muchos años.  Matthew C. Gutmann,  profesor investigador de la Universidad de California, asegura que el macho es un arquetipo de la masculinidad y siempre ha estado íntimamente ligado al nacionalismo cultural mexicano. Para bien y para mal, Samuel Ramos, en El Perfil del Hombre y la Cultura en México y Octavio Paz, en El Laberinto de la Soledad,  le otorgan al machismo un lugar de honor en la colección de los rasgos del carácter nacional.

¿Pero de qué está hecho el macho mexicano? Revisando la envoltura, encontramos que se trata de una melcocha elaborada de ingredientes como:

sixtina250 gramos de religión: La concepción del macho mexicano tiene un origen primario en la religión cristiana. Al revisar la Biblia, podemos encontrar versículos en los que la figura del hombre debe ser objeto de veneración, mientras que la mujer es simplemente un personaje de segunda categoría:

Por ejemplo:

1 Corintios 11: 3, 7, 8 & 9

“Pero quiero que sepáis que Cristo es cabeza de todo varón, y el varón es cabeza de la mujer… Porque el varón no debe cubrirse la cabeza, porque él es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón. Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón.”

 1 Timoteo 2: 11-15 “La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en trasgresión. Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia.”

 No hay que olvidar que en el Génesis cristiano Dios creó al hombre a su imagen y semejanza y de su costilla sacó a la mujer, con lo que se convirtió en parte y no par del hombre, concepción que a la larga dominó en el pensar de las civilizaciones, entre ellas la mexicana. Porque Dios así lo quiso, “porque Dios también es hombre”.

tumblr_l2zwz7l0NF1qz5t09o1_500250 gramos de virilidad. Michael S. Kimmel, autor de Virilidad en América: una historia cultural, analiza la formación de la identidad machista, apoyada en las teorías freudianas, y el miedo y la inseguridad que van detrás de todo el alarde de virilidad.

Para el macho, de acuerdo a Kimmel, la virilidad es vista como una propiedad trascendente y tangible que cada hombre debe manifestar en el mundo.

La definición hegemónica de virilidad es un hombre en el poder, un hombre con poder, y un hombre de poder. Igualamos la virilidad con ser fuerte, exitoso, capaz, confiable, y ostentando control. Las propias definiciones de virilidad desarrolladas en nuestra cultura perpetúan el poder de los hombres sobre otros, y de los hombres sobre las mujeres.

Para el macho “el tamaño sí importa”,  la capacidad de utilizar el falo en todo tiempo y lugar, es una garantía, de que “para todas tiene”.

tumblr_mh9313USMG1rmm6too1_500

Para el macho, las mujeres llegan a ser un tipo de moneda u objeto que los hombres usan para mejorar su ubicación en la escala social masculina. El macho se prueba a sí mismo, busca ejecutar actos heroicos, toma riesgos enormes, a veces temerariamente estúpidos, porque quiere que otros hombres y las mujeres admitan, admiren y veneren su virilidad.

adelitas201De ahí que en México la historia está escrita por machos y para machos: los triunfos en las batallas épicas que nos dieron patria son de su exclusividad, por eso el recuento de las heroínas nacionales se limita a Josefa Ortiz de Domínguez, Leona Vicario, Sor Juana Inés de la Cruz o las abnegadas “adelitas”,  quienes iban detrás del heroico soldado revolucionario cargando en sus espaldas la carabina, el chamaco y la olla para los frijoles.

En la historia nacional hubo muchas mujeres que fueron trascendentales en los acontecimientos que forjaron nuestra patria, pero que murieron en el anonimato por no haber sido tomadas en cuenta por el macho historiador.

Otra de las manifestaciones de este aferramiento a la virilidad, según Kimmel, es rebajar a las mujeres, tanto excluyéndolas de la esfera pública como descalificándolas cotidianamente. Las mujeres, para el macho son una amenaza de castración por representar el hogar, el lugar de trabajo, la competencia,  las responsabilidades familiares y la negación de la diversión. Ejemplos cotidianos al respecto hay muchos:

Según las estadísticas, de 2001 a 2006 de la Subprocuraduría de Atención a Mujeres Procuraduría de la Defensa del Trabajo de la ciudad de México, las denuncias por hostigamiento sexual subieron 122%; los despidos por embarazo 106%; las presentadas por violencia laboral 61% y la discriminación en general, 133%. Tan sólo en el 2007”.

violencia32La demostración de virilidad del macho a la mujer llega a manifestarse en conductas agresivas, que de acuerdo al Instituto Nacional de las Mujeres pueden ser:

Lesiones físicas de cualquier tipo y que deje secuelas.

La violencia psico-emocional, es decir,  palabras o acciones, que agreden la autoestima y dignidad de la mujer. Desde la humillación, restricción (incluso hasta sexual) insultos, burlas, amenazas y cualquier actitud devaluatoria de la imagen personal y pública de la mujer.

El abandono y/o violencia económica: Desamparo del hombre hacia la mujer.

Violencia sexual: Hostigamiento, acoso, violación, abuso sexual, estupro; que se pueden dar incluso en el matrimonio.

La defensa a ultranza de la virilidad y su necesidad de exponerla ante todos lleva al macho a poner los candados en el terreno político que considera suyo: Según el Centro de Estudio para el Adelanto de las Mujeres y Equidad de Género de la Cámara de Diputados. En el sexenio pasado las mujeres no ocupaban ni el 30% de las curules en ambas cámaras, de las 19 secretarías de estado sólo dos son dirigidas por mujeres, había dos ministras en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y dos gobernadoras.

La situación se agudizó en los estados, pues en seis entidades federativas ni siquiera hay una sola presidenta municipal. No hay que olvidar que en el proceso electoral del año pasado el  entonces Instituto Federal Electoral (IFE) se vio obligado a hacerle “manita de puerco” a varios partidos porque en un ataque de demencia habían “olvidado” cumplir con la llamada “cuota de género”, que consistía en otorgar el 40% de sus candidaturas a mujeres, a pesar de que esto estaba ya establecido en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE).

IMG_0835-e1337278158663250 gramos de homofobia: De acuerdo a Kimmel, el macho es también homofóbico porque es un principio organizador de su definición cultural de virilidad, es más que el miedo irracional por los hombres gay, por lo que podemos percibir como gay, es el miedo a que otros hombres lo desenmascaren, lo castren, que revelen a ellos mismos y al mundo que no alcanza los estándares, que no se es un verdadero hombre.

Las mujeres y los hombres gay se convierten en los otros contra los cuales los machos proyectan sus identidades, por eso intenta ganarles siempre en cualquier terreno y con esto proclamar su propia virilidad.

250 gramos de miedo. Para el macho, ser visto como poco hombre es un miedo que impulsa a negar la hombría a los otros, como una manera de probar lo improbable, que se es totalmente varonil. La masculinidad deviene una defensa contra la percibida amenaza de humillación a los ojos de otros hombres y de las mujeres.

10099588b0a46ef8af7a439c988eaa2db8365791-619x348Por eso busca controlar los espacios de poder, para que pueda dirigir el actuar de la mujer y de otros hombres a su alrededor. Por eso en los medios de comunicación rebaja el papel de la mujer a la edecanía o “el atractivo visual”.

En los noticiarios, él es el “reconocido periodista” que aparece en primer plano, informa y se arriesga en la búsqueda de la noticia, mientras que la mujer es la chica de minifalda y escote que da el clima; para el macho, las mujeres periodistas como Carmen Aristegui o Anabel Hernández son psicóticas temerarias y argüenderas, y no deben tener espacios en los medios por su peligrosidad, ya que dejan en evidencia que la mujer piensa, investiga y lo peor:  Genera credibilidad ante la opinión pública.

pa_barbirojod_7_091604En las telenovelas, hechas por el macho, las mujeres protagonistas, deben ser bellas y esculturales desde la perspectiva occidental, mientras que los papeles secundarios o patiños no para las mujeres a las que clasifica de “gordas” o “feas”. El macho productor busca que el tiempo de libre de las mujeres lo ocupen soñando tener el cutis, cabello, caderas o silicones de las protagonistas, además de darle hombres fornidos de torso desnudo para que satisfagan sus deseos reprimidos.

El macho también permite que la mujer se integre a sus espacios privados, como el estadio de fútbol, siempre y cuando ella decida caminar alrededor del terreno de juego al medio tiempo del partido con una minifalta cortísima, un body o un escote pronunciado, exponiéndose a la humillación y el insulto de la anónima multitud masculina ahogada en cerveza.

Ante este diagnóstico conviene preguntarnos: ¿Vale la pena el seguir consumiendo el producto manufacturado en la fábrica de machos? ¿Qué hacer para limitar su consumo?

Ya que se trata de un producto no regulado ni por la Secretaría de Salud, ni por la Procuraduría General del Consumidor, las restricciones a la producción y consumo de machos mexicanos deben comenzar en el hogar, que es promotor por excelencia de la educación no formal de las personas.

El estado no tiene el tiempo ni la voluntad política, a veces ni la calidad moral, para promover en las escuelas y espacios públicos una estructura de valores sólida, basada en la aceptación, la honestidad, el respeto y la dignidad humana, es por ello que le corresponde a las mujeres el asumir el liderazgo  para eliminar de una vez por todas ese machismo mexicano que significa un retroceso en la evolución de la sociedad.

violencia-mujer-logo-anzoc3a1tegui-venezuelaLas acciones para lograrlo son simples pero muy significativas:

Ya basta de solapar que su marido o  su junior no lave ni sus calzones con los argumentos de que “eso es tarea de viejas” o “para eso está tu madre” o que esas labores del hogar se les asignen únicamente a las hijas con la consigna de “entrenarlas” para ser amas de casa.

Ya basta de que las mujeres profesionistas hagan a un lado su dignidad y permitan o toleren el acoso sexual de un jefe perverso por miedo a perder el empleo o por la promesa de un mejor salario.

Ya basta de mujeres que cuando llegan a la política u otro espacio de poder se introducen en la podredumbre de la corrupción, el despilfarro y la vanidad echando al desagüe las luchas históricas que muchas mujeres llevaron a cabo para alcanzar esos espacios.

Ya basta de que las jovencitas toleren la violencia en el noviazgo, manifestada en detalles que van desde las ofensas por celos enfermizos, humillaciones públicas, y hasta los golpes por parte del estúpido galán.

Ya basta de que las mujeres decidan convertirse en el simple objeto sexual de su pareja, y no exigen corresponsalía en la satisfacción de esas necesidades.

NoViolenciaMujerYa basta de mujeres acomplejadas que hacen a un lado su autoestima y se dejan maltratar por el entorno al sentirse feas o gordas, y caen en el ociosidad de compararse con otras mujeres o condicionar su bienestar físico y emocional por “recomendaciones” de otros con salidas falsas como la anorexia, bulimia o los implante silicones.

Ya basta de mujeres que permiten que su pareja corte sus sueños o aspiraciones bajo la bandera del amor y un falso compromiso; las abnegadas que renuncian a estudiar, prepararse o trabajar porque según ellas su único propósito de vida es entregarse a todos (esposo, hijos, nietos) sin recibir nada a cambio.

Ya basta de mujeres que no defienden su derecho a decidir cuántos hijos desean tener  y en qué tiempo.

Ya basta de mujeres que no explotan al máximo sus capacidades intelectuales y prefieren centrar su futuro y su modo de vida en la mera imagen física.

Ya basta de mujeres que no forjan su propio destino y hacen a un lado sus valores y dignidad por un falso auto sacrificio.

Ya basta de mujeres que aceptan que sus opiniones y juicios sean catalogados como banales, las que se ponen límites por el simple hecho de ser mujeres.

Ya basta de mujeres que se aferran a los paternalismos machistas para sobrevivir.

Rafael Echeverría, en su libro Ontología del Lenguaje, nos señala que los estados de ánimo determinan el actuar de las personas y que es muy importante identificarlos para encontrar espacios de oportunidad en nuestras vidas.

mujer-pensandoRespecto a machismo en México, las mujeres pueden afrontarlo desde estados de ánimo distintos que son:

El resentimiento: Que consiste en vivir en machismo con rencor, con deseos de venganza, de una manera enfermiza pero sin hacer nada.

La resignación: Ver al macho como una triste realidad, en la cual no se puede hacer nada porque una sola mujer no puede hacer cambios en la sociedad, y todo porque vivimos en un México donde ni el gobierno ni la sociedad, ofrecen opciones.

La aceptación: Cuando la mujer identifica plenamente cuál es su papel frente a la fábrica de machos, sabe que consume el producto y que está mal, pero lo afronta con entereza.

La ambición: Que es el estado donde no solo la mujer sabe su realidad respecto al machismo, sino que además es el motor de acción para promover un cambio en su casa, su trabajo, su colonia y su estado. Para la mujer ambiciosa no hay límites mas lo que se pone ella misma: al mismo tiempo estudia, trabaja, educa a sus hijos y logra una sincronía con su pareja en un clima de apoyo mutuo, igualdad de derechos y obligaciones.

¿En qué estado de ánimo se encuentran para afrontar el machismo?

Amigas y amigos:

El Día Internacional de la Mujer, más que ser una fecha burocrática para celebrar y dar palmaditas en los hombros de las féminas o regalarle sartenes y lavadoras a las mamás para que nos sigan sirviendo, debe representar un llamado a la acción. Afortunadamente de en lo que se refiere a la fábrica de machos y el producto que ofrecen a la sociedad, la mujer tiene el poder decidir, y hacer a un lado todo lo que en su entorno la maltrate o le ponga obstáculos.

Felicidades a todas ustedes, pero no olviden que el conmemorar el Día Internacional de la Mujer es un derecho que deben ganarse, y recuerden que a un machito en casa se le quita lo abusador en cuanto ustedes le descubran nuevas utilidades a un sartén caliente.

Por ustedes, por las futuras generaciones, ayúdenos a cerrar la fábrica de machos. Depende de ustedes, de nadie más.

Anuncios

Autor:

Bienvenidos a Mediando, espacio de análisis y propuesta acerca de la comunicación, la cultura y la educación.

4 comentarios sobre “CONFERENCIA: LA FÁBRICA DE MACHOS

  1. ¿Es decir, según este artículo, las mujeres son responsables de “la fábrica de machos” y es responsabilidad de las mujeres acabar con ella? O.o ¿De verdad no le parece que suena muy parecido al argumento de que las mujeres con minifalda son las que “tienen la culpa” de haber sido violadas y son ellas la que deberían prevenir la violación?. ¿Y la responsabilidad del sistema patriarcal, y la de los hombres? ¿Y si a una mujer no le interesa ser madre, cuidadora, hacerse cargo de la crianza de nuevas personas, cuál es su papel? ¿Enfrentar todo un sistema que permea cultura, educación, instituciones, y que invisibiliza y normaliza la violencia de género (esa que afecta a todas las personas, no sólo a las mujeres), depende de “el estado de ánimo” en que alguien se encuentre para combatirlo? ¿conmemorar el Día Internacional de la Mujer es un derecho que debemos ganar? ¿de verdad? ¿El ejercicio de los derechos humanos “debe ganarse”?

    1. Hola Lluvia:
      No, amiga, creo que hay que puntualizar: El proceso para hacer a un macho tiene muchas aristas, desde la cuestión religiosa, la social y la cultural en la que las mujeres no tienen nada que ver (como bien dice el artículo) No se les está echando la culpa de hacer machos, más bien se señalan los detalles en los que ellas están involucradas y que sí están en sus manos resolver para que ya promover un cambio en la sociedad, como es la educación en los niños, la intolerancia al abuso y la asertividad para defender sus intereses y anhelos.
      Muchas gracias por sus valiosos comentarios. Un abrazo.

  2. LES MANDO UN CORDIAL AGRADECIMIENTO POR ESTE EXELENTE TRABAJO LES PIDO DE FAVOR QUE TENGAMOS DIFERENTES TEMAS EN FOCADOS A LA MUJER PARA COMPARTIRLOS.
    CONSIDERO QUE ESTA INFORMACIÓN LES VA AGRADAR A TODAS MIS AMIGAS LIDERES Y JEFAS MADRES DE FAMILIA LAS CUALES SIEMPRE ANDAMOS EN BUSCA DE DOCUMENTALES ,CONFERENCIAS ETC. PARA NUESTRA AYUDA PERSONAL GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s