Publicado en Cultura., Educación

LA DESERCIÓN ESCOLAR: RETO DE LA EDUCACIÓN EN MÉXICO.

María Teresa Vaca Rodríguez

Estudiante de la licenciatura en Educación

UNIDEP Campus Querétaro

causas-de-desercion-escolarEl ámbito educativo se encuentra en constante avance y desarrollo, más específicamente en el nivel de estudios superiores; la sociedad juega un papel muy importante cuando se habla de éstos. Se ha visto un interés muy grande en lo que a educación de calidad se refiere; a revisar los planes de estudio, a evaluar a los docentes, a tener más cobertura, sin embargo, no mucho se menciona acerca de por qué hay tan pocos egresados titulados. ¿De qué nos sirve contar con una educación superior de calidad si son pocos los que gozan o se benefician de ella? o, ¿es realmente la falta de calidad lo que hace que las personas no culminen con sus estudios?

El propósito de este ensayo es mostrar que el principal reto de la educación superior en México es evitar la deserción escolar. Es, además, mostrar cuáles son los principales y más fuertes factores por los cuales las personas abandonan sus estudios universitarios, y de ver cuál es realmente el rol que desempeña el estudiante ante todo esto. Para esto se sustentará este trabajo con información obtenida en estudios, libros y estadísticas reales.

030814ph_desercion_esc_3¿Por qué las personas abandonan sus estudios universitarios?

Deserción: ¿Abandono?

Ciertamente es posible usar estos dos sustantivos como sinónimos, así mismo nos lo muestran diferentes autores, la Deserción es el abandono que hace el alumno de los cursos o carrera a los que se ha inscrito, o suspensión definitiva o temporal, voluntaria o forzada de los estudio. (Quiñones, Duarte González, Chaín, Jácome, Cruz, 2007) Puede hablarse también de cambios, suspensión y reanudación, sin embargo a final de cuentas, el desertar lo tomaremos como abandonar la universidad. Este aspecto puede, o mejor dicho, depende de muchos factores que tanto alumnos, como instituciones propician y son responsables de.

DESERCION ESCOLARFOTO DANIEL JAYOResponsabilidad y Compromiso.

Estudios han mostrado que el problema de la deserción no es cosa pequeña o simple, los datos reflejan que el aumento, aunque pudiera verse pequeño, no lo es. En casi 10 años, el porcentaje de deserción en México ha ido cambiando mucho, en algunos casos disminuye y en otros aumenta, como se muestran datos de 2003, en donde se tenía un porcentaje de 0.54% de deserción universitaria, tomando en cuenta ingreso y egreso; pero revisando el porcentaje del ciclo escolar pasado, es decir, del 2012 con un 7.5%, nos damos cuenta de qué en verdad es un problema que ha ido en aumento.

Así como la institución tiene el compromiso de brindar servicios de calidad y de alcance a sus estudiantes, el alumno también tiene la responsabilidad de responder adecuadamente a su proceso educativo. O si la institución tiene la responsabilidad de lograr que sus estudiantes culminen su estudios satisfactoriamente, el alumno debe de tener un compromiso con lograr eso mismo. ¿Por qué entonces es que estos dos factores no logran hacer que los alumnos permanezcan en la escuela?

desercion-escolarTrayectoria escolar: ¿cambio, permanencia o abandono?

Efectivamente sabemos que la trayectoria escolar o dicho de otra manera, la experiencia universitaria no sucede de igual manera para todos; se sabe también que, dependiendo de la institución, los programas a cursar son iguales para todos los estudiantes, entonces el fracasar o tener éxito en los estudios tiene que ver con el desarrollo individual del alumno, se habla también de las metas que éste tenga. Muchas veces no se trata de falta de información o de mala calidad del proceso académico, y aunque sucede en muchos casos, se tiene que tomar en cuenta el nivel maduración y de la toma de consciencia que las personas poseen. Los alumnos no caminan al mismo ritmo, y por lo tanto tiene diferentes necesidades que no siempre logran satisfacer por ellos mismos o a partir de lo que ofrecen las instituciones. (Quiñones et al. 2007). Muchos estudiantes, aún no cuentan con una idea clara de lo que quieren y mucho menos encuentran una razón para seguir estudiando, ya sea en esa o en cualquier otra institución; muchos de ellos, además de que cuentan con incapacidad de satisfacer necesidades académicas, carecen de una verdadera y real orientación vocacional, todo esto aunado a que su acoplamiento en la universidad puede llegar a ser tardío o complicado hace más difícil la retención estudiantil. El esfuerzo y la motivación por seguir estudiando se esfuman y desparecen. Cursar una carrera de educación superior implica atravesar diferentes momentos con características particulares, es decir, nunca será igual el momento de ingreso que la estabilidad que ofrece estar ya estar adaptado a un espacio diferente y con actitudes y aptitudes para seguir avanzando. (Quiñones et al. 2007).

Mucho se ha hablado de que los estudiantes, en su búsqueda de orientación, se cambian de escuela, en este punto la deserción escolar no es tan grave, sin embargo, por qué las estadísticas muestran un pequeño porcentaje de estudiantes graduados y titulados y un gran número de solicitudes de ingreso a las mismas universidades.

SIN_TT~1El rol de la institución.

Como se mencionó anteriormente, la institución está comprometida a ofrecer servicios de calidad y tiene la responsabilidad de hacer del proceso académico una estrategia contra el abandono de los mismos estudios; le corresponde entonces, lograr que sus estudiantes desarrollen una trayectoria escolar satisfactoria deben conocer a su población estudiantil, estar en contacto constante con ellos, hacer que el alumno se involucre activamente en la institución y por supuesto que la misma institución se involucre con el  estudiante. Se deben diseñar estrategias que logren identificar y responder oportunamente a problemáticas que enfrentan los estudiantes en su formación personal, institucional y social. Estar en contacto e informando constantemente a los alumnos es parte primordial del trabajo de la institución, por qué ¿qué pasa cuando un estudiante expresa decepción ante la carrera o la institución a la que se inscribió? ¿Es posible entonces, llamarlo decepcionado a desertor?

Estudios han demostrado que las universidades pequeñas cuentan con incongruencia valorativa y social,  al tener un pequeño número de alumnos, éstos encuentran que las relaciones sociales están restringidas, lo cual los conduce a tener una baja integración a las actividades escolares y no propicia  interacciones de ningún tipo. Por otro lado, las universidades grandes cuentan con insuficientes interacciones sociales y académicas con los docentes, y aunque el contacto con la demás comunidad universitaria es activo y abundante, no se logra motivar al alumno para seguir con sus estudios.

1018572_24003044Desmotivación: los factores que influyen en la deserción.

Podemos hacer  un listado de los factores que influyen, se sabe que son muchos y muy diversos, sin embrago, existen dos (dentro de los cuales se integran algunos otros) que sobresalen significativamente para lograr desmotivar a los estudiantes universitarios.

Primeramente nos encontramos con los factores académicos, los cuales distan de ser pocos e insignificantes. La falta de información que las instituciones brindan a sus alumnos pueden llegar a ser fatales, aunados al hecho de que cuentan con carencias en sus programas de estudio y que muchos docentes carecen de preparación y actualización. Para aquellos estudiantes que abandonan sus estudios tempranamente, es decir durante los inicios del primer año, la falta de conocimientos previos es un obstáculo que los hace tener bajo rendimiento y por ende, los orilla a desertar. Se puede decir que el motivar a los alumnos para seguir estudiando es sumamente importante. Tomemos en cuenta que el motivar cuesta mucho trabajo, pero la desmotivación se puede dar muy rápido.

Al igual de importante que el factor académico o institucional, está el factor personal. La falta de personalidad y madurez intelectual del estudiante, es un factor decisivo en la toma de decisiones importantes, una de ellas es el continuar o dejar la escuela. Se sabe de antemano que cada persona es única y diferente, y que cuenta con un desarrollo diferente al de los demás, y por supuesto su interés y perspectiva de lo que es el ámbito escolar es diferente. El anhelo o los sueños que tienen los estudiantes pueden no tener nada que ver con continuar con sus estudios, es posible que hasta el estar estudiando los pause o no los deje llegar a ese objetivo; en este sentido, la institución, no puede más que motivar al alumno de diferentes maneras y en diferentes áreas y esperar que éste logre recapacitar. El ambiente en el que se desarrolle la persona es crucial también para este aspecto, las características de crecimiento y de socialización, el ambiente familiar; pero sobre todo la perspectiva que tiene la persona de lo que realmente quiere hacer con su vida. Puede pasar que para muchos, el tomar la decisión de desertar se reduce a un proceso simple y sencillo y  no necesariamente quiere decir fracaso; esto tiene que ver más con sus intereses y, como se mencionó antes, del factor actitudinal, aquí entraría la idea o el concepto que tienen los estudiantes acerca del éxito.

desercion-escolar3CONCLUSIÓN

Teniendo una idea general de lo que este problema es y de cuáles  son las principales causas y los factores que intervienen tanto en la institución como en el estudiante, sabemos que el reto es, entonces erradicar las acciones o actitudes que lo propician, ¿qué se puede hacer para que el abandono escolar no llegue a ser un problema?

Efectivamente se puede decir que el principal factor que debemos de vencer es el de la actitud del estudiante, ¿dejamos entonces, la institución como no importante? En realidad no, la institución debe de ocupar el primer paso. Es la institución la que debe de motivar al alumno a continuar con sus estudios, son los programas de estudio los que deben de llamar la atención, son los docentes los que guían al alumno en su desempeño escolar. Es cierto que los problemas de actitud de los estudiantes provienen de su desarrollo como personas, pero también es cierto que es en la trayectoria escolar en donde se da el desarrollo social. Se ha sabido de muchos estudiantes que desertan por contar con poca integración al ámbito social de la institución. Lo que se puede hacer para contrarrestar esto, es que se realicen más actividades en donde se relacionen y comuniquen tanto alumnos como docentes y administrativos, que promuevan actividades culturales y deportivas; en pocas palabras, que se interesen en los alumnos de tal manera que también escuchen sus problemas, intereses y necesidades. Aunado a esto, se pueden crear programas de orientación, estrategias y técnicas en donde se hagan uso de valores, los cuales lleven al cambio de actitud y a la mejora de la motivación.

Se busca cambiar, para mejor, la actitud que tienen las personas para hacer las cosas, para buscar el éxito. Si se logra un cambio positivo en la mentalidad de los alumnos, y se toma en cuenta el desarrollo individual de cada uno, pueden éstos mismos tomar consciencia de sus acciones y pensar mejor las cosas. Es entonces, cuando este reto de la educación superior, puede ser enfrentado.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior. (2007) Retención y deserción en u grupo de instituciones mexicnas de eduación superior. México DF: México. Biblioteca de la Educación Superior.

De Vries, W., León, P., Romero, J., Hernández, I. (2011). ¿Desertores o Desepcionados? Distintas causas para abandonar los estudios universitarios. Revista de la Educación Superior, 33-35.

Sistema de consulta y explotación. (2013, enero). % de Deserción en la Educación Superior en México por Entidad nivel de Licenciatura y Tecnológica. Recuperado el 8 de marzo de 2013 de SEP / SES / DGESU /Dirección de Planeación y Evaluación / Subdirección de Sistematización y Análisis de Indicadores en http://www.dgesu.ses.sep.gob.mx/Principal/subdirecciones/indicadores/desercion.aspx

ANUIES Anuario Estadístico. (2003). Población escolar de licenciatura y técnico superior en universidades e institutos tecnológicos. Recuperado el 8 de marzo de 2013 de  SEP Estadística Básica del Sistema Eduacituvo Nacional en http://www.inegi.gob.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/continuas/sociales/educacion/2005/Boletin_Final_Archivo3.pdf

Anuncios

Autor:

Bienvenidos a Mediando, espacio de análisis y propuesta acerca de la comunicación, la cultura y la educación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s