El estrés, antagonista de tu historia académica

Por Samantha Becerra Medina

Estudiante de Comunicación en la Universidad Cuauhtémoc Campus Querétaro

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), México es el país con más alto índice de estrés, superando así a países como China y Estados Unidos.

Me¦üdico-MedinaLa doctora María de Lourdes Medina Machorro, médico general, lo definió como una reacción natural del organismo frente a situaciones que detecta como alarmantes, peligrosas e inseguras. Algunas de las enfermedades que genera el estrés son pérdida del cabello, problemas alimenticios, gastritis, úlceras, disminución de la fertilidad y enfermedades cardíacas.

Detalló que el doctor Hans Seyle fue la primera persona en emplear el término ‘estrés’ en las ciencias de la salud, en 1920, y que explicó que la respuesta al estrés consta de tres fases distintas: la primera es la alarma de reacción, que empieza justo después de ser detectada la amenaza; la segunda es la resistencia, donde el organismo se adapta a la situación pero continúa la activación, aunque en menor medida respecto a la etapa anterior, y por último el agotamiento, en el  que el cuerpo agota recursos y pierde gradualmente la capacidad adaptativa que había logrado.

“Las tres fases distintas de Seyle se ven aplicadas en los tres distintos tipos de estrés que puede sufrir una persona. Primero tenemos el estrés agudo, este es el más común y es a causa de las exigencias que nos imponemos nosotros mismos o las personas que nos rodean. En pequeñas dosis puede ser positivo, pero en dosis más elevadas puede acabar por agotarnos, con severas consecuencias en nuestra salud mental y física”.

Agregó que después está el estrés agudo episódico,  uno de los tipos más tratado en las consultas;  éste aparece en personas con exigencias un tanto irreales, ya sean  propias o provenientes de la sociedad.

“Estos dos tipos de estrés son los que pueden afectar a los estudiantes debido al estrés que les genera su vida académica. Y por último está el estrés crónico, es el estrés que aparece en prisiones, durante las guerras o en situaciones de pobreza extrema, situaciones en las que se debe estar continuamente en alerta. Sin lugar a dudas este tipo de estrés es el más grave, con unos resultados realmente severos para la salud psicológica de la persona que lo padece”.

La doctora aclaró que el estrés académico es la respuesta que tenemos frente a diferentes exigencias y demandas a las que nos enfrentamos en el entorno escolar, tales como exámenes, trabajos, presentaciones o proyectos entre otros. Esta reacción es normal debido a que activa al estudiante para responder con eficacia y conseguir sus objetivos. Sin embargo, en exceso puede agudizar la respuesta y disminuir el rendimiento. En este caso el estrés afecta de manera considerable  distintos órganos del cuerpo humano, generando así diversas enfermedades que afectan a los individuos que lo padecen.

“Realmente existen muchas enfermedades que se generan por el estrés y que pueden llegar a sufrir los estudiantes. Primero que nada tenemos los dolores y contracturas musculares, la cefalea -o dolor de cabeza- y ataques severos de migraña. También tenemos los problemas gástricos que van desde estreñimiento, diarrea, dolor abdominal, acidez, gastritis, ulceras y colon irritable. De igual forma puede generar problemas cardiacos y la sobreexcitación del sistema nervioso, lo que ocasiona taquicardia, palpitaciones, náuseas, sudoración excesiva e hipertensión, la cual puede desencadenar en un infarto cardiaco”, explicó.

Advirtió que el estrés excesivo puede llegar a alterar el ciclo menstrual y generar enfermedades en la epidermis, sentir picazón o irritación  en la piel, provocar que salga acné, pigmentaciones, resequedad o se empiece a caer el cabello.

“Debido al estrés, el sistema inmunológico disminuye y se facilita la aparición de enfermedades virales, como el resfriado común, la gripa y la neumonía viral. Por otro lado, también se pueden generar problemas de obesidad, debido a que el estrés genera mayores niveles de hormona cortisol en el organismo, lo que hace que la grasa se termine almacenando en el abdomen. Existen enfermedades que no son producidas por el estrés, pero que empeoran considerablemente en presencia del mismo tal como la diabetes y el asma, por mencionar algunas”.

El tratamiento para cada una de estas enfermedades va encaminado a atender la enfermedad y  los síntomas que se presentan, pero esto solo combate el síntoma no la causa, que en estos casos es el estrés, por lo que es importante, a la par del tratamiento medicamentoso, se pongan en práctica técnicas y hábitos que te ayuden a disminuirlo.

“El tratamiento es muy variado dependiendo del tipo de estrés y de la capacidad de la persona para afrontarlo, por lo tanto, los costos del tratamiento dependen del individuo, del tipo de estrés que tenga y de las actividades que realice. Puede ser gratis o de bajo costo cuando una persona con el hecho de salir a caminar o realizar una actividad que disfrute logre disminuir esa tensión emocional. Muy costoso cuando el grado de estrés provoque un infarto que requiera un trasplante, controles médicos periódicos, medicamentos o estudios”, añadió.

Caso de estrés estudiantil

El estrés es un problema en el manejo de las emociones, por lo que en ocasiones se requiere apoyarse en terapias psicológicas o farmacológicas como ansiolíticos, sedantes, antidepresivos y medicamentos que son de prescripción de un psiquiatra.

Alumna-LorenaLorena Soto García, alumna de sexto cuatrimestre de la licenciatura en comunicación de la Universidad Cuauhtémoc de Querétaro, comentó que a lo largo de los dos años que lleva estudiando la carrera, y durante la mayoría de su vida académica, ha sufrido algunas enfermedades generadas por el estrés.

“Siempre he padecido de dolores de cabeza muy fuertes, pero cuándo me estreso por cuestiones académicas es muy común que tenga ataques repentinos de migraña que me duran todo el día. De hecho, hace poco me encontraba en una situación académica de mucho estrés, por todos los proyectos que debíamos entregar, y se me comenzó a debilitar y a caer el cabello”, explicó.

Según el Inventario SISCO del Estrés Académico, de Arturo Barraza Macías, los factores que generan estrés en los estudiantes son los exámenes, la sobrecarga académica, el corto periodo de entrega de las mismas y la personalidad/carácter del profesor.

“Lo que más me preocupa y que me puede llevar al estrés en mi vida académica es la entrega de trabajos y proyectos, sentir esa presión de que tenemos fecha límite para entregarlo y que realmente el plazo no es muy largo, o por cuestiones laborales y personales no puedo dedicar todo mi tiempo en llevar los proyectos a cabo”, aseveró Lorena Soto.

Pero el estrés académico no solamente afecta su salud física, también afecta y modifica de manera considerable sus manifestaciones conductuales diarias.

“Cuando estoy en situaciones de estrés académico mi humor se ve afectado, me vuelvo una persona más ansiosa e irritable. También suelo dormir muy poco, ingiero cualquier tipo de alimento o en muy poca cantidad, lo que genera que baje de peso”, comentó.

La nutrición adecuada, para disminuir los efectos del estrés

Nutrio¦üloga-MachorroLa licenciada en nutrición, Vanesa Machorro Aldama, explicó que las diversas situaciones de estrés en las que está sometido un alumno pueden generar que tomen diferentes actitudes frente a la comida, como desinterés, la falta real de apetito o incluso la compulsividad a la hora de comer, lo que altera directamente los patrones de conducta alimentaria.

“El estrés académico no solamente influye y afecta los hábitos alimentarios del estudiante, sino también todo el proceso metabólico nutricional. Las consecuencias pueden ser variadas, como un retraso en la digestión, una inadecuada y disfuncional forma de metabolizar los alimentos, lo que puede conllevar a trastornos que pueden llegar a ser crónicos e incidir en la salud de la persona”,  declaró.

En relación con el estrés y la alimentación la causa principal es la rapidez con la que los estudiantes viven su día a día, porque debido a esto ingieren muy poco alimento, lo que provoca que bajen de peso o que consuman alimentos perjudiciales para la salud, como alimentos con alto contenido en grasa, en sal y en azúcar.

En relación con el estrés y la alimentación la causa principal es la rapidez con la que los estudiantes viven su día a día, porque debido a esto ingieren muy poco alimento, lo que provoca que bajen de peso o que consuman alimentos perjudiciales para la salud, como alimentos con alto contenido en grasa, en sal y en azúcar.

En un estudio realizado por un equipo de investigadores del Centro Médico de la Universidad Georgetown, en Washington, Estados Unidos, se descubrió un mecanismo biológico que relaciona el estrés con la obesidad debido a la liberación de neuropéptidos. Estos son moléculas semejantes a las proteínas elaboradas en el cerebro que poseen funciones sobre múltiples órganos. Esta molécula, a través de sus receptores, estimula la ganancia de peso abdominal.

“La acumulación de grasas en la zona abdominal está determinada también por medio de otras dos sustancias secretadas por los humanos en respuesta al estrés: las catecolaminas-adrenalina y noradrenalina y los corticoides”, agregó.

Este tipo de conductas alimentarias son tratadas con dietas específicas dependiendo de la persona, de su peso y del tipo reacción alimenticia que tenga al estrés para saber que alimentos son los adecuados y cuáles se deben de evitar.

“Las dietas o el plan alimenticio deben de ser personalizados para cubrir las necesidades de cada individuo, pero hablando de forma general los estudiantes pueden consumir cierto tipo de alimentos para evitar o disminuir el estrés. Primero que nada tenemos el té verde, debido a que este contiene potentes antioxidantes como polifenoles, flavonoides y catequinas que ayudan mucho a tener un estado de ánimo positivo, debido a su efecto calmante sobre la mente y el cuerpo. Los arándanos contienen gran cantidad de antioxidantes, vitaminas C y E, junto con minerales como el magnesio y el manganeso, que son útiles para reducir el estrés”, explicó.

Medina agregó que el arroz integral contiene una buena cantidad de vitaminas del grupo B, y cuando el cuerpo recibe la cantidad adecuada de vitaminas B, acumula menos estrés y sufre menos trastornos del estado de ánimo. Y por último el consumo de alrededor de una onza y una media de chocolate negro al día puede reducir enormemente el nivel de hormonas de estrés presentes en el cuerpo.

Pero también se debe tener en cuenta que el alcohol, la cafeína, el azúcar y las grasas son alimentos que se deben evitar. Los tratamientos alimenticios para solucionar el estrés se basan en una guía de alimentación personalizada, actividad física y en la mayoría de los casos se recomiendan terapias con un psicólogo para que el resultado sea completo.

Todas las enfermedades generadas por el estrés deben de ser tratadas no únicamente con medicamentos que solucionen la enfermedad o con guías alimentarias que eliminen la mala ingesta nutricional que se tiene, sino que se debe asistir a un psicólogo y de esta forma tratarse la causa principal de todos estos problemas, el estrés.

Atender la raíz del problema

Por su parte, la  licenciada en psicología Ximena Moranchel Herrera, subrayó que el estrés debe de ser controlado por un especialista, porque aunque se trata constantemente con las enfermedades que se generan, estas nunca se detendrán si no se atiende el origen del problema.

Advirtió que el estrés académico no solamente afecta en la salud física, en las manifestaciones conductuales y alimenticias del individuo, también influye directamente en las manifestaciones psicológicas y emocionales del estudiante.

“Las reacciones emocionales y cognitivas que se tienen frente a situaciones de estrés son diversas, pero entre ellas se encuentra la inquietud e hiperactividad, la tristeza y/o desgano, ansiedad constante, dificultades para concentrarse, dificultades para pensar, problemas de memoria, olvidos recurrentes, irritabilidad frecuente, temor a no poder cumplir con las obligaciones, baja motivación para actividades académicas y angustia o ganas de llorar”, puntualizó.

Sin embargo, estar expuesto al estrés académico constante, sin supervisión y el tratamiento adecuado puede generar problemas y trastornos mentales severos.

“En muchos casos la esquizofrenia y el trastorno bipolar surgen a partir de una situación de estrés excesiva, sin embargo, esta no necesariamente debe de ser una única situación, pueden ser varias situaciones en las que se va aumentando gradualmente el estrés hasta que el individuo, no puede controlar más el nivel de estrés que está viviendo y termina llevándolo a un trastorno mental. Pero también se pueden dar brotes psicóticos, depresión y trastornos de ansiedad en los estudiantes.”, afirmó.

Para prevenir todos estos trastornos y controlar el estrés se llevan a cabo diferentes tipos de tratamientos y consultas, dependiendo del nivel de estrés académico que tiene la persona. Si es un caso en el que el estrés es moderado y aún no se han tenido repercusiones mentales se puede acudir a un psicólogo, pero si el estrés es excesivo en el estudiante y existe algún tipo de problema o trastorno mental es necesario acudir a un psiquiatra para poder tener el tratamiento y los medicamentos adecuados.

“Es importante saber que no todo el estrés es negativo, también hay estrés positivo que es aquel que te impulsa en un proyecto o en una competencia de manera sana, pero cuando se empieza a tener repercusiones físicas, como cefaleas, trastornos digestivos o mentales, es decir irritabilidad o insomnio, es momento de acudir con un especialista” finalizó.

stress-2902537_1920.jpg

Anuncios

Nace en Querétaro nueva cría de águila real por inseminación artificial

Por Israel Pérez Valencia

Santiago de Querétaro, Querétaro (Agencia Informativa Conacyt).- Como parte de su programa para el rescate y reproducción de aves rapaces, el Centro de Conservación de Fauna Silvestre El Sahuaro, en Querétaro, logró el nacimiento de un nuevo ejemplar de águila real (Aquila chrysaetos) —especie que se encuentra en peligro de extinción en México— bajo el método de inseminación artificial. Más información aquí–

El Queretano, primera águila reproducida por inseminación artificial a nivel nacional 2

Manual del Votante Responsable 2018

Amigos:

El Manual del Votante Responsable 2018. El proceso electoral a través de una óptica ciudadana,  es un texto  ciudadano para ciudadanos, que tiene el objetivo de advertir y concientizar, a los que van a votar el primero de julio, sobre las promesas de los políticos, sus estrategias de campaña, las encuestas, el voto nulo y sobre todo, el seguimiento que debemos darle a aquellos a quienes les otorgamos la confianza a través del sufragio.

Recoge el pensar de muchos mexicanos que estamos ocupados en que la población haga un uso responsable de sus derechos políticos y participe activamente en los procesos democráticos.

 ¿Qué analizamos en el Manual del Votante Responsable?

Las promesas de los políticos.
Los obsequios de los políticos.
Para votar bien hay que conocer a los políticos.
El fanstasma del abstencionismo.
La realidad de las encuestas electorales.
La guerra sucia en las campañas electorales.
La inutilidad del voto nulo.
Las propuestas políticas las hacemos.
La participación activa el día de la elección.
El seguimiento de los elegidos.

¡Adquiere tu manual! ¡Informes inbox!

 

Adquiérelo a través de Amazon o solicítalo, en su versión PDF, a través del correo electrónico

mediandocomunicacion@gmail.com  

 

Desarrollan nanorrecubrimiento hidrofóbico y anticontaminante

Por Israel Pérez Valencia

Santiago de Querétaro, Querétaro (Agencia Informativa Conacyt).- Investigadores y estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) desarrollaron un nanorrecubrimiento para superficies que, además de repeler partículas de agua, elimina microorganismos que se encuentran en el medio ambiente. Más información aquí–

El engaño de la ‘científica’ Diana Quiroz, y la complicidad, por ignorancia, de los medios

Por  Orquídea Fong

Publicado en la revista Etcétera

Sin Embargo la presentó como la joven que “aspira al Premio Nobel pese a las trabas que hay en México para los científicos”. Pero basta una pequeña investigación en Google y Google Académico para darse cuenta que se trata de una estafa más y de que los medios de comunicación, ignorantes en lo que se refiere a la ciencia, actúan como cómplices de la propagación de una mentira, de manera intencionada o no, eso no importa. Más información aquí–

 

Urgen mujeres en el sector aeronáutico

Por Israel Pérez Valencia

Santiago de Querétaro, Querétaro. (Agencia Informativa Conacyt).- El sector aeronáutico en México y su constante crecimiento requiere no solo la generación de personal operativo capacitado, sino también del desarrollo de líneas de investigación aplicada en áreas como la gestión aeroportuaria, lo que abre la puerta a que más mujeres puedan incorporarse a esta industria en los próximos años. Esa es la visión de la doctora Catya Zuñiga Alcaraz, investigadora del Departamento de Posgrados de la Universidad Aeronáutica en Querétaro (Unaq). Más información aquí–

Blog de WordPress.com.

Subir ↑