“EL BLOG ES LA MEJOR CARTA DE PRESENTACIÓN DE UN PERIODISTA”

Escrito  por en Claves el 22/03/2013

Uno de los blogs que más me cautivó cuando ingresé de lleno al mundo digital fue el de Vanina Berghella, periodista especializada en nuevos medios y social media. La Propaladora, su bitácora, fue la carta de presentación de esta periodista argentina que yo quería conocer y seguir leyendo. Ayer, en la Universidad Particular San Martín de Porres, entrevisté a @vanis, quien ofreció la conferencia “Ni censura, ni anarquía. Uso responsable de las redes sociales”.

VANIS¿Cuál es el perfil profesional que deben tener los periodistas hoy?

-Si bien cada país tiene sus particularidades, lo cierto es que estamos saliendo del sueño de las capacitaciones y profesionalización del periodista en términos tradicionales (es decir, una buena formación académica, donde aprendíamos de periodismo informativo y de los modos y géneros clásicos de información) para entender que hay nuevas plataformas técnicas que debemos conocer. Hay que generar un mix, una buena integración  No se trata de caer en el tecnicismo, de enseñar solo Twitter y Facebook, porque hoy es Twitter y Facebook, pero mañana será otra herramienta. Se tiene que enseñar a los estudiantes sobre las comunidades online y las tendencias de la web. Así el periodista se va a adaptar al ecosistema que venga el día de mañana. En este momento, en una redacción digital no hay tiempo de enseñarle al periodista, el periodista tiene que llegar sabiendo sobre todo el uso de herramientas digitales.  La formación tradicional ya está, sabemos que debe estar, pero de las otras tiene que saber. La dinámica de trabajo es real time, no podemos decirle cómo enlazar en una nota, porque se nos va el tiempo.  Las universidades deben encontrar el equilibrio entre la formación clásica y el brindar conocimiento de análisis y académico sobre las profundidades de la web, y dar talleres de herramientas web que son imprescindibles para trabajar.

Sin embargo, en muchas universidades se enseña periodismo digital al final de la carrera. Tenemos egresados que no saben para qué sirven 140 caracteres.

-En general, lo que está pasando es que se da un seminario y un taller. Eso no es suficiente. Los profesores de las demás materias deberían entender transversalmente el uso de herramienta. Un profesor de periodismo económico debería pedir que las tareas las publiquen en su blog o micrositio.Se tendría que apuntar a una integración. Yo doy clases en la Universidad Católica de Argentina desde hace tres años y estamos intentando hacer esto. Al enseñar al final de la carrera el tema de digita o multimedia, los chicos se están perdiendo de un montón de cosas. Yo les digo que tengan su blog, que nutran de información. El blog es la carta de presentación de los periodistas como profesionales.

blog1Las universidades tienen que cambiar, tanto como los propios docentes. ¿Será difícil?

-Cuando yo estaba en Clarín tuve que armar mi primer equipo: me acercaron los currículos de una universidad y ninguno se diferenciaba. Allí me acordé que yo leía a un chico que era de una universidad del interior y que había hecho una de las mejores coberturas sobre un incidente en la Patagonia en su blog. Era sobre el asesinato de un docente. El chico fue al lugar de los hechos, sacaba fotos y publicaba. Tres días lo hizo. Eso fue claramente una cobertura periodística aunque no tenía el título de periodista. Cuando tuve oportunidad me lo traje a trabajar. Necesitaba una persona que supiera hacer y no a la que había que enseñarle a colocar enlaces. Para las universidades es difícil cambiar, pues tienen que modificar toda la currícula. Pero los chicos deben interesarse ahora. Más allá de nosotros como docentes, el periodista joven debe tener una actitud proactiva en relación a las herramientas digitales desde lo profesional. Las universidades necesitan una asesoría sobre cómo digitalizar la educación.  Me preocupa preguntar a chicos del tercer año de periodismo si usan Twitter y Facebook y escucharles que sí. La verdad es que lo usan para compartir fotos de cumpleaños y ya.  Tiene que haber un clic.

LAS REDES SOCIALES NOS IMPULSAN A SER MEJORES 

Leía a un periodista decir que las redes sociales ayudan a hacer un mejor periodismo. ¿Estás de acuerdo?

Nos han dado un tacle en los tobillos. Con lo del papa fue muy interesante. A través de las redes sociales, los usuarios pudieron revelar la mentira de la supuesta foto del papa dándole la eucaristía a Videla.Muchos medios lo dieron como cierto. Pero un colega (Pablo M. Fernández) preguntó y al final un fotógrafo  le pasó el video, y así se  hizo el circuito de investigación en redes (ver post en Segundo Plano sobre el caso).  Hay infinidad de ejemplos, donde el periodismo tradicional, clásico y prestigioso ha cometido errores groseros. Con ayuda de los usuarios hemos sabido la verdad. Las redes sociales no están empujando a ser mejores, a chequear fuentes, a creer que nuestra palabra no es absoluta y que no somos los dueños de la verdad . Nos muestran además que no sabemos todo de todo. La exposición y la crítica es positiva. Ahora, lo que publican muchos medios en la red deja mucho que desear. Se olvidan de los acentos, de la claridad. En redes sociales tenemos que saber aplicar las reglas de ortografía y gramática.

¿REGLAS PARA PERIODISTAS?

Durante su exposición, Vanina Berghella advirtió que si seguimos cometiendo errores los medios nos van a poner reglas que posiblemente no nos van a gustar.

¿Necesitamos los periodistas reglas del medio para usar las redes sociales?

-Yo creo que nosotros tenemos que hacer un debate y una reflexión previa, pero no estamos lejos de que suceda, pues todos los días estamos metiendo la pata. Debemos sentarnos a reflexionar y ver los errores. El sentido común no es lo único que sirve. Yo tengo una redacción de 200 personas y no puedo esperar que 200 personas piensen de la misma manera. Cualquier periodista enojado porque su equipo pierde es capaz de perder los papeles en Twitter e insultar como loco olvidándose que es periodista. Sin embargo, la mayoría de los periodistas de las empresas tradicionales hemos firmado un contrato de confidencialidad o de buen uso de las prácticas periodísticas. Se supone que firmaste, que sos consciente y si públicamente, por ejemplo, insultaste a un entrevistado en la radio te pueden despedir. Todavía se piensa que las redes son una microcomunidad que va a quedar en un grupito y eso no es así. No vale decir que es mi espacio personal, y que yo hago lo que allí quiero. Si yo insulto a un señor en la calle y alguien me graba me voy a tener que someter a las consecuencias.

Así no pongas el nombre de tu medio, la gente te identifica como periodista.

-Pero claro que sí. Aunque digas que es tu cuenta personal, la gente te identifica y sabe de que medio sos. Bastan googlearte.

¿Necesitan las redacciones un Editor de Social Media, un Community Manager, un equipo que vea las redes?

-Creo que depende del alcance y del tamaño del medio. Yo creo que el CM es el que gestiona el día a día las redes, pero debe haber una cabeza de equipo, alguien que entienda a las comunidades online, que tenga una visión panóptica de lo que pasa en el mundo web y que conozca las tendencias. Estamos hablando de un Social Media Editor. No basta el CM, pues el CM está quemado todo el día con la publicación diaria, ese tipo no puede pensar estratégicamente. Debe haber un estratega que además coordine con los editores para una mejor distribución de las notas.

¿Qué deben aprender los nuevos medios de los medios tradicionales?

Los tradicionales deben aprender  la adaptación rápida de los nuevos medios, pero los nuevos tenemos mucho que aprender: el buen escribir, el buen contar de las historias. Hay que encontrar en las nuevas narrativas buenas historias, que sean intensas y de calidad, además de la nota corta y la foto.

FUENTE DE INFORMACIÓN: Vargas, Esther (2013) “El blog es la mejor carta de presentación de un periodista” Artículo publicado en la página CLASESDEPERIODISMO.COM el 22 de marzo de 2013. Disponible en: http://www.clasesdeperiodismo.com/2013/03/22/el-blog-es-la-mejor-carta-de-presentacion-de-un-periodista/ Fecha de consulta: 23 de marzo de 2013.

LA DESERCIÓN ESCOLAR: RETO DE LA EDUCACIÓN EN MÉXICO.

María Teresa Vaca Rodríguez

Estudiante de la licenciatura en Educación

UNIDEP Campus Querétaro

causas-de-desercion-escolarEl ámbito educativo se encuentra en constante avance y desarrollo, más específicamente en el nivel de estudios superiores; la sociedad juega un papel muy importante cuando se habla de éstos. Se ha visto un interés muy grande en lo que a educación de calidad se refiere; a revisar los planes de estudio, a evaluar a los docentes, a tener más cobertura, sin embargo, no mucho se menciona acerca de por qué hay tan pocos egresados titulados. ¿De qué nos sirve contar con una educación superior de calidad si son pocos los que gozan o se benefician de ella? o, ¿es realmente la falta de calidad lo que hace que las personas no culminen con sus estudios?

El propósito de este ensayo es mostrar que el principal reto de la educación superior en México es evitar la deserción escolar. Es, además, mostrar cuáles son los principales y más fuertes factores por los cuales las personas abandonan sus estudios universitarios, y de ver cuál es realmente el rol que desempeña el estudiante ante todo esto. Para esto se sustentará este trabajo con información obtenida en estudios, libros y estadísticas reales.

030814ph_desercion_esc_3¿Por qué las personas abandonan sus estudios universitarios?

Deserción: ¿Abandono?

Ciertamente es posible usar estos dos sustantivos como sinónimos, así mismo nos lo muestran diferentes autores, la Deserción es el abandono que hace el alumno de los cursos o carrera a los que se ha inscrito, o suspensión definitiva o temporal, voluntaria o forzada de los estudio. (Quiñones, Duarte González, Chaín, Jácome, Cruz, 2007) Puede hablarse también de cambios, suspensión y reanudación, sin embargo a final de cuentas, el desertar lo tomaremos como abandonar la universidad. Este aspecto puede, o mejor dicho, depende de muchos factores que tanto alumnos, como instituciones propician y son responsables de.

DESERCION ESCOLARFOTO DANIEL JAYOResponsabilidad y Compromiso.

Estudios han mostrado que el problema de la deserción no es cosa pequeña o simple, los datos reflejan que el aumento, aunque pudiera verse pequeño, no lo es. En casi 10 años, el porcentaje de deserción en México ha ido cambiando mucho, en algunos casos disminuye y en otros aumenta, como se muestran datos de 2003, en donde se tenía un porcentaje de 0.54% de deserción universitaria, tomando en cuenta ingreso y egreso; pero revisando el porcentaje del ciclo escolar pasado, es decir, del 2012 con un 7.5%, nos damos cuenta de qué en verdad es un problema que ha ido en aumento.

Así como la institución tiene el compromiso de brindar servicios de calidad y de alcance a sus estudiantes, el alumno también tiene la responsabilidad de responder adecuadamente a su proceso educativo. O si la institución tiene la responsabilidad de lograr que sus estudiantes culminen su estudios satisfactoriamente, el alumno debe de tener un compromiso con lograr eso mismo. ¿Por qué entonces es que estos dos factores no logran hacer que los alumnos permanezcan en la escuela?

desercion-escolarTrayectoria escolar: ¿cambio, permanencia o abandono?

Efectivamente sabemos que la trayectoria escolar o dicho de otra manera, la experiencia universitaria no sucede de igual manera para todos; se sabe también que, dependiendo de la institución, los programas a cursar son iguales para todos los estudiantes, entonces el fracasar o tener éxito en los estudios tiene que ver con el desarrollo individual del alumno, se habla también de las metas que éste tenga. Muchas veces no se trata de falta de información o de mala calidad del proceso académico, y aunque sucede en muchos casos, se tiene que tomar en cuenta el nivel maduración y de la toma de consciencia que las personas poseen. Los alumnos no caminan al mismo ritmo, y por lo tanto tiene diferentes necesidades que no siempre logran satisfacer por ellos mismos o a partir de lo que ofrecen las instituciones. (Quiñones et al. 2007). Muchos estudiantes, aún no cuentan con una idea clara de lo que quieren y mucho menos encuentran una razón para seguir estudiando, ya sea en esa o en cualquier otra institución; muchos de ellos, además de que cuentan con incapacidad de satisfacer necesidades académicas, carecen de una verdadera y real orientación vocacional, todo esto aunado a que su acoplamiento en la universidad puede llegar a ser tardío o complicado hace más difícil la retención estudiantil. El esfuerzo y la motivación por seguir estudiando se esfuman y desparecen. Cursar una carrera de educación superior implica atravesar diferentes momentos con características particulares, es decir, nunca será igual el momento de ingreso que la estabilidad que ofrece estar ya estar adaptado a un espacio diferente y con actitudes y aptitudes para seguir avanzando. (Quiñones et al. 2007).

Mucho se ha hablado de que los estudiantes, en su búsqueda de orientación, se cambian de escuela, en este punto la deserción escolar no es tan grave, sin embargo, por qué las estadísticas muestran un pequeño porcentaje de estudiantes graduados y titulados y un gran número de solicitudes de ingreso a las mismas universidades.

SIN_TT~1El rol de la institución.

Como se mencionó anteriormente, la institución está comprometida a ofrecer servicios de calidad y tiene la responsabilidad de hacer del proceso académico una estrategia contra el abandono de los mismos estudios; le corresponde entonces, lograr que sus estudiantes desarrollen una trayectoria escolar satisfactoria deben conocer a su población estudiantil, estar en contacto constante con ellos, hacer que el alumno se involucre activamente en la institución y por supuesto que la misma institución se involucre con el  estudiante. Se deben diseñar estrategias que logren identificar y responder oportunamente a problemáticas que enfrentan los estudiantes en su formación personal, institucional y social. Estar en contacto e informando constantemente a los alumnos es parte primordial del trabajo de la institución, por qué ¿qué pasa cuando un estudiante expresa decepción ante la carrera o la institución a la que se inscribió? ¿Es posible entonces, llamarlo decepcionado a desertor?

Estudios han demostrado que las universidades pequeñas cuentan con incongruencia valorativa y social,  al tener un pequeño número de alumnos, éstos encuentran que las relaciones sociales están restringidas, lo cual los conduce a tener una baja integración a las actividades escolares y no propicia  interacciones de ningún tipo. Por otro lado, las universidades grandes cuentan con insuficientes interacciones sociales y académicas con los docentes, y aunque el contacto con la demás comunidad universitaria es activo y abundante, no se logra motivar al alumno para seguir con sus estudios.

1018572_24003044Desmotivación: los factores que influyen en la deserción.

Podemos hacer  un listado de los factores que influyen, se sabe que son muchos y muy diversos, sin embrago, existen dos (dentro de los cuales se integran algunos otros) que sobresalen significativamente para lograr desmotivar a los estudiantes universitarios.

Primeramente nos encontramos con los factores académicos, los cuales distan de ser pocos e insignificantes. La falta de información que las instituciones brindan a sus alumnos pueden llegar a ser fatales, aunados al hecho de que cuentan con carencias en sus programas de estudio y que muchos docentes carecen de preparación y actualización. Para aquellos estudiantes que abandonan sus estudios tempranamente, es decir durante los inicios del primer año, la falta de conocimientos previos es un obstáculo que los hace tener bajo rendimiento y por ende, los orilla a desertar. Se puede decir que el motivar a los alumnos para seguir estudiando es sumamente importante. Tomemos en cuenta que el motivar cuesta mucho trabajo, pero la desmotivación se puede dar muy rápido.

Al igual de importante que el factor académico o institucional, está el factor personal. La falta de personalidad y madurez intelectual del estudiante, es un factor decisivo en la toma de decisiones importantes, una de ellas es el continuar o dejar la escuela. Se sabe de antemano que cada persona es única y diferente, y que cuenta con un desarrollo diferente al de los demás, y por supuesto su interés y perspectiva de lo que es el ámbito escolar es diferente. El anhelo o los sueños que tienen los estudiantes pueden no tener nada que ver con continuar con sus estudios, es posible que hasta el estar estudiando los pause o no los deje llegar a ese objetivo; en este sentido, la institución, no puede más que motivar al alumno de diferentes maneras y en diferentes áreas y esperar que éste logre recapacitar. El ambiente en el que se desarrolle la persona es crucial también para este aspecto, las características de crecimiento y de socialización, el ambiente familiar; pero sobre todo la perspectiva que tiene la persona de lo que realmente quiere hacer con su vida. Puede pasar que para muchos, el tomar la decisión de desertar se reduce a un proceso simple y sencillo y  no necesariamente quiere decir fracaso; esto tiene que ver más con sus intereses y, como se mencionó antes, del factor actitudinal, aquí entraría la idea o el concepto que tienen los estudiantes acerca del éxito.

desercion-escolar3CONCLUSIÓN

Teniendo una idea general de lo que este problema es y de cuáles  son las principales causas y los factores que intervienen tanto en la institución como en el estudiante, sabemos que el reto es, entonces erradicar las acciones o actitudes que lo propician, ¿qué se puede hacer para que el abandono escolar no llegue a ser un problema?

Efectivamente se puede decir que el principal factor que debemos de vencer es el de la actitud del estudiante, ¿dejamos entonces, la institución como no importante? En realidad no, la institución debe de ocupar el primer paso. Es la institución la que debe de motivar al alumno a continuar con sus estudios, son los programas de estudio los que deben de llamar la atención, son los docentes los que guían al alumno en su desempeño escolar. Es cierto que los problemas de actitud de los estudiantes provienen de su desarrollo como personas, pero también es cierto que es en la trayectoria escolar en donde se da el desarrollo social. Se ha sabido de muchos estudiantes que desertan por contar con poca integración al ámbito social de la institución. Lo que se puede hacer para contrarrestar esto, es que se realicen más actividades en donde se relacionen y comuniquen tanto alumnos como docentes y administrativos, que promuevan actividades culturales y deportivas; en pocas palabras, que se interesen en los alumnos de tal manera que también escuchen sus problemas, intereses y necesidades. Aunado a esto, se pueden crear programas de orientación, estrategias y técnicas en donde se hagan uso de valores, los cuales lleven al cambio de actitud y a la mejora de la motivación.

Se busca cambiar, para mejor, la actitud que tienen las personas para hacer las cosas, para buscar el éxito. Si se logra un cambio positivo en la mentalidad de los alumnos, y se toma en cuenta el desarrollo individual de cada uno, pueden éstos mismos tomar consciencia de sus acciones y pensar mejor las cosas. Es entonces, cuando este reto de la educación superior, puede ser enfrentado.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior. (2007) Retención y deserción en u grupo de instituciones mexicnas de eduación superior. México DF: México. Biblioteca de la Educación Superior.

De Vries, W., León, P., Romero, J., Hernández, I. (2011). ¿Desertores o Desepcionados? Distintas causas para abandonar los estudios universitarios. Revista de la Educación Superior, 33-35.

Sistema de consulta y explotación. (2013, enero). % de Deserción en la Educación Superior en México por Entidad nivel de Licenciatura y Tecnológica. Recuperado el 8 de marzo de 2013 de SEP / SES / DGESU /Dirección de Planeación y Evaluación / Subdirección de Sistematización y Análisis de Indicadores en http://www.dgesu.ses.sep.gob.mx/Principal/subdirecciones/indicadores/desercion.aspx

ANUIES Anuario Estadístico. (2003). Población escolar de licenciatura y técnico superior en universidades e institutos tecnológicos. Recuperado el 8 de marzo de 2013 de  SEP Estadística Básica del Sistema Eduacituvo Nacional en http://www.inegi.gob.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/continuas/sociales/educacion/2005/Boletin_Final_Archivo3.pdf

CONFERENCIA: LA FÁBRICA DE MACHOS

Mtro: Israel Pérez Valencia.

México es un país sinónimo de cambio y modernidad. Las nuevas generaciones y formas de pensamiento, han generado en nuestro país perspectivas donde se puede palpar la evolución. La forma de ser, de ver y hacer las cosas ha ido cambiando con el paso de las décadas, y en ocasiones, las adversidades nos hacen recordar que, cuando hace falta, los mexicanos sacamos la casta y el orgullo para ser motores de acción, para hacer historia.

mujerestresadaMéxico no es el mismo de hace 20 años, la sociedad es radicalmente distinta: las relaciones interpersonales se han vuelto cada vez más complejas y las que se dan entre hombres y mujeres no son la excepción: Con el paso de los años, gracias a los cambios en la economía, la política y la sociedad, las mujeres se han posicionado cada vez más en espacios inexplorados.

En lo económico, las mujeres ya contribuyen al presupuesto familiar; en lo político, el concepto de equidad de género ha sido la constante, tanto en los espacios públicos como en los privados, mientras que en lo social, las mujeres demandan espacios para estudiar, trabajar y desarrollarse personal y profesionalmente.

Tanto en mujeres como en los hombres ha quedado claro que la búsqueda de la igualdad en derechos y oportunidades es algo inevitable, y  representa un avance significativo para la convivencia y la evolución armónica de la sociedad moderna.

Sin embargo, en esta  vorágine de cambios que se viven todos los días, en nuestro país existen voces y personajes que viven en un pasado obsoleto, que se contraponen a la evolución de la sociedad y que se aferran a vivir en ella a pesar de ya no encajan en ninguna parte. Dentro de estas voces retrógradas está la de un personaje peculiar; un producto anacrónico surgido de una vieja fábrica que conserva la receta tradicional para su elaboración y que ha sobrevivido a los cambios porque todavía se consume en muchos hogares de México, a pesar de ser amargo y dañino para la salud. Ese personaje es el macho mexicano.

machismo-1024x662¿Pero cómo le hace esta fábrica para seguir produciendo estos machos que todavía se consumen en gran parte de nuestro país?

¿Por qué este producto se aferra a continuar en nuestras casas? Para poder responder a estas preguntas, es importante revisar su envasado de origen:

El macho mexicano ha vivido con nosotros desde hace muchos años.  Matthew C. Gutmann,  profesor investigador de la Universidad de California, asegura que el macho es un arquetipo de la masculinidad y siempre ha estado íntimamente ligado al nacionalismo cultural mexicano. Para bien y para mal, Samuel Ramos, en El Perfil del Hombre y la Cultura en México y Octavio Paz, en El Laberinto de la Soledad,  le otorgan al machismo un lugar de honor en la colección de los rasgos del carácter nacional.

¿Pero de qué está hecho el macho mexicano? Revisando la envoltura, encontramos que se trata de una melcocha elaborada de ingredientes como:

sixtina250 gramos de religión: La concepción del macho mexicano tiene un origen primario en la religión cristiana. Al revisar la Biblia, podemos encontrar versículos en los que la figura del hombre debe ser objeto de veneración, mientras que la mujer es simplemente un personaje de segunda categoría:

Por ejemplo:

1 Corintios 11: 3, 7, 8 & 9

“Pero quiero que sepáis que Cristo es cabeza de todo varón, y el varón es cabeza de la mujer… Porque el varón no debe cubrirse la cabeza, porque él es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón. Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón.”

 1 Timoteo 2: 11-15 “La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en trasgresión. Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia.”

 No hay que olvidar que en el Génesis cristiano Dios creó al hombre a su imagen y semejanza y de su costilla sacó a la mujer, con lo que se convirtió en parte y no par del hombre, concepción que a la larga dominó en el pensar de las civilizaciones, entre ellas la mexicana. Porque Dios así lo quiso, “porque Dios también es hombre”.

tumblr_l2zwz7l0NF1qz5t09o1_500250 gramos de virilidad. Michael S. Kimmel, autor de Virilidad en América: una historia cultural, analiza la formación de la identidad machista, apoyada en las teorías freudianas, y el miedo y la inseguridad que van detrás de todo el alarde de virilidad.

Para el macho, de acuerdo a Kimmel, la virilidad es vista como una propiedad trascendente y tangible que cada hombre debe manifestar en el mundo.

La definición hegemónica de virilidad es un hombre en el poder, un hombre con poder, y un hombre de poder. Igualamos la virilidad con ser fuerte, exitoso, capaz, confiable, y ostentando control. Las propias definiciones de virilidad desarrolladas en nuestra cultura perpetúan el poder de los hombres sobre otros, y de los hombres sobre las mujeres.

Para el macho “el tamaño sí importa”,  la capacidad de utilizar el falo en todo tiempo y lugar, es una garantía, de que “para todas tiene”.

tumblr_mh9313USMG1rmm6too1_500

Para el macho, las mujeres llegan a ser un tipo de moneda u objeto que los hombres usan para mejorar su ubicación en la escala social masculina. El macho se prueba a sí mismo, busca ejecutar actos heroicos, toma riesgos enormes, a veces temerariamente estúpidos, porque quiere que otros hombres y las mujeres admitan, admiren y veneren su virilidad.

adelitas201De ahí que en México la historia está escrita por machos y para machos: los triunfos en las batallas épicas que nos dieron patria son de su exclusividad, por eso el recuento de las heroínas nacionales se limita a Josefa Ortiz de Domínguez, Leona Vicario, Sor Juana Inés de la Cruz o las abnegadas “adelitas”,  quienes iban detrás del heroico soldado revolucionario cargando en sus espaldas la carabina, el chamaco y la olla para los frijoles.

En la historia nacional hubo muchas mujeres que fueron trascendentales en los acontecimientos que forjaron nuestra patria, pero que murieron en el anonimato por no haber sido tomadas en cuenta por el macho historiador.

Otra de las manifestaciones de este aferramiento a la virilidad, según Kimmel, es rebajar a las mujeres, tanto excluyéndolas de la esfera pública como descalificándolas cotidianamente. Las mujeres, para el macho son una amenaza de castración por representar el hogar, el lugar de trabajo, la competencia,  las responsabilidades familiares y la negación de la diversión. Ejemplos cotidianos al respecto hay muchos:

Según las estadísticas, de 2001 a 2006 de la Subprocuraduría de Atención a Mujeres Procuraduría de la Defensa del Trabajo de la ciudad de México, las denuncias por hostigamiento sexual subieron 122%; los despidos por embarazo 106%; las presentadas por violencia laboral 61% y la discriminación en general, 133%. Tan sólo en el 2007”.

violencia32La demostración de virilidad del macho a la mujer llega a manifestarse en conductas agresivas, que de acuerdo al Instituto Nacional de las Mujeres pueden ser:

Lesiones físicas de cualquier tipo y que deje secuelas.

La violencia psico-emocional, es decir,  palabras o acciones, que agreden la autoestima y dignidad de la mujer. Desde la humillación, restricción (incluso hasta sexual) insultos, burlas, amenazas y cualquier actitud devaluatoria de la imagen personal y pública de la mujer.

El abandono y/o violencia económica: Desamparo del hombre hacia la mujer.

Violencia sexual: Hostigamiento, acoso, violación, abuso sexual, estupro; que se pueden dar incluso en el matrimonio.

La defensa a ultranza de la virilidad y su necesidad de exponerla ante todos lleva al macho a poner los candados en el terreno político que considera suyo: Según el Centro de Estudio para el Adelanto de las Mujeres y Equidad de Género de la Cámara de Diputados. En el sexenio pasado las mujeres no ocupaban ni el 30% de las curules en ambas cámaras, de las 19 secretarías de estado sólo dos son dirigidas por mujeres, había dos ministras en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y dos gobernadoras.

La situación se agudizó en los estados, pues en seis entidades federativas ni siquiera hay una sola presidenta municipal. No hay que olvidar que en el proceso electoral del año pasado el  entonces Instituto Federal Electoral (IFE) se vio obligado a hacerle “manita de puerco” a varios partidos porque en un ataque de demencia habían “olvidado” cumplir con la llamada “cuota de género”, que consistía en otorgar el 40% de sus candidaturas a mujeres, a pesar de que esto estaba ya establecido en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE).

IMG_0835-e1337278158663250 gramos de homofobia: De acuerdo a Kimmel, el macho es también homofóbico porque es un principio organizador de su definición cultural de virilidad, es más que el miedo irracional por los hombres gay, por lo que podemos percibir como gay, es el miedo a que otros hombres lo desenmascaren, lo castren, que revelen a ellos mismos y al mundo que no alcanza los estándares, que no se es un verdadero hombre.

Las mujeres y los hombres gay se convierten en los otros contra los cuales los machos proyectan sus identidades, por eso intenta ganarles siempre en cualquier terreno y con esto proclamar su propia virilidad.

250 gramos de miedo. Para el macho, ser visto como poco hombre es un miedo que impulsa a negar la hombría a los otros, como una manera de probar lo improbable, que se es totalmente varonil. La masculinidad deviene una defensa contra la percibida amenaza de humillación a los ojos de otros hombres y de las mujeres.

10099588b0a46ef8af7a439c988eaa2db8365791-619x348Por eso busca controlar los espacios de poder, para que pueda dirigir el actuar de la mujer y de otros hombres a su alrededor. Por eso en los medios de comunicación rebaja el papel de la mujer a la edecanía o “el atractivo visual”.

En los noticiarios, él es el “reconocido periodista” que aparece en primer plano, informa y se arriesga en la búsqueda de la noticia, mientras que la mujer es la chica de minifalda y escote que da el clima; para el macho, las mujeres periodistas como Carmen Aristegui o Anabel Hernández son psicóticas temerarias y argüenderas, y no deben tener espacios en los medios por su peligrosidad, ya que dejan en evidencia que la mujer piensa, investiga y lo peor:  Genera credibilidad ante la opinión pública.

pa_barbirojod_7_091604En las telenovelas, hechas por el macho, las mujeres protagonistas, deben ser bellas y esculturales desde la perspectiva occidental, mientras que los papeles secundarios o patiños no para las mujeres a las que clasifica de “gordas” o “feas”. El macho productor busca que el tiempo de libre de las mujeres lo ocupen soñando tener el cutis, cabello, caderas o silicones de las protagonistas, además de darle hombres fornidos de torso desnudo para que satisfagan sus deseos reprimidos.

El macho también permite que la mujer se integre a sus espacios privados, como el estadio de fútbol, siempre y cuando ella decida caminar alrededor del terreno de juego al medio tiempo del partido con una minifalta cortísima, un body o un escote pronunciado, exponiéndose a la humillación y el insulto de la anónima multitud masculina ahogada en cerveza.

Ante este diagnóstico conviene preguntarnos: ¿Vale la pena el seguir consumiendo el producto manufacturado en la fábrica de machos? ¿Qué hacer para limitar su consumo?

Ya que se trata de un producto no regulado ni por la Secretaría de Salud, ni por la Procuraduría General del Consumidor, las restricciones a la producción y consumo de machos mexicanos deben comenzar en el hogar, que es promotor por excelencia de la educación no formal de las personas.

El estado no tiene el tiempo ni la voluntad política, a veces ni la calidad moral, para promover en las escuelas y espacios públicos una estructura de valores sólida, basada en la aceptación, la honestidad, el respeto y la dignidad humana, es por ello que le corresponde a las mujeres el asumir el liderazgo  para eliminar de una vez por todas ese machismo mexicano que significa un retroceso en la evolución de la sociedad.

violencia-mujer-logo-anzoc3a1tegui-venezuelaLas acciones para lograrlo son simples pero muy significativas:

Ya basta de solapar que su marido o  su junior no lave ni sus calzones con los argumentos de que “eso es tarea de viejas” o “para eso está tu madre” o que esas labores del hogar se les asignen únicamente a las hijas con la consigna de “entrenarlas” para ser amas de casa.

Ya basta de que las mujeres profesionistas hagan a un lado su dignidad y permitan o toleren el acoso sexual de un jefe perverso por miedo a perder el empleo o por la promesa de un mejor salario.

Ya basta de mujeres que cuando llegan a la política u otro espacio de poder se introducen en la podredumbre de la corrupción, el despilfarro y la vanidad echando al desagüe las luchas históricas que muchas mujeres llevaron a cabo para alcanzar esos espacios.

Ya basta de que las jovencitas toleren la violencia en el noviazgo, manifestada en detalles que van desde las ofensas por celos enfermizos, humillaciones públicas, y hasta los golpes por parte del estúpido galán.

Ya basta de que las mujeres decidan convertirse en el simple objeto sexual de su pareja, y no exigen corresponsalía en la satisfacción de esas necesidades.

NoViolenciaMujerYa basta de mujeres acomplejadas que hacen a un lado su autoestima y se dejan maltratar por el entorno al sentirse feas o gordas, y caen en el ociosidad de compararse con otras mujeres o condicionar su bienestar físico y emocional por “recomendaciones” de otros con salidas falsas como la anorexia, bulimia o los implante silicones.

Ya basta de mujeres que permiten que su pareja corte sus sueños o aspiraciones bajo la bandera del amor y un falso compromiso; las abnegadas que renuncian a estudiar, prepararse o trabajar porque según ellas su único propósito de vida es entregarse a todos (esposo, hijos, nietos) sin recibir nada a cambio.

Ya basta de mujeres que no defienden su derecho a decidir cuántos hijos desean tener  y en qué tiempo.

Ya basta de mujeres que no explotan al máximo sus capacidades intelectuales y prefieren centrar su futuro y su modo de vida en la mera imagen física.

Ya basta de mujeres que no forjan su propio destino y hacen a un lado sus valores y dignidad por un falso auto sacrificio.

Ya basta de mujeres que aceptan que sus opiniones y juicios sean catalogados como banales, las que se ponen límites por el simple hecho de ser mujeres.

Ya basta de mujeres que se aferran a los paternalismos machistas para sobrevivir.

Rafael Echeverría, en su libro Ontología del Lenguaje, nos señala que los estados de ánimo determinan el actuar de las personas y que es muy importante identificarlos para encontrar espacios de oportunidad en nuestras vidas.

mujer-pensandoRespecto a machismo en México, las mujeres pueden afrontarlo desde estados de ánimo distintos que son:

El resentimiento: Que consiste en vivir en machismo con rencor, con deseos de venganza, de una manera enfermiza pero sin hacer nada.

La resignación: Ver al macho como una triste realidad, en la cual no se puede hacer nada porque una sola mujer no puede hacer cambios en la sociedad, y todo porque vivimos en un México donde ni el gobierno ni la sociedad, ofrecen opciones.

La aceptación: Cuando la mujer identifica plenamente cuál es su papel frente a la fábrica de machos, sabe que consume el producto y que está mal, pero lo afronta con entereza.

La ambición: Que es el estado donde no solo la mujer sabe su realidad respecto al machismo, sino que además es el motor de acción para promover un cambio en su casa, su trabajo, su colonia y su estado. Para la mujer ambiciosa no hay límites mas lo que se pone ella misma: al mismo tiempo estudia, trabaja, educa a sus hijos y logra una sincronía con su pareja en un clima de apoyo mutuo, igualdad de derechos y obligaciones.

¿En qué estado de ánimo se encuentran para afrontar el machismo?

Amigas y amigos:

El Día Internacional de la Mujer, más que ser una fecha burocrática para celebrar y dar palmaditas en los hombros de las féminas o regalarle sartenes y lavadoras a las mamás para que nos sigan sirviendo, debe representar un llamado a la acción. Afortunadamente de en lo que se refiere a la fábrica de machos y el producto que ofrecen a la sociedad, la mujer tiene el poder decidir, y hacer a un lado todo lo que en su entorno la maltrate o le ponga obstáculos.

Felicidades a todas ustedes, pero no olviden que el conmemorar el Día Internacional de la Mujer es un derecho que deben ganarse, y recuerden que a un machito en casa se le quita lo abusador en cuanto ustedes le descubran nuevas utilidades a un sartén caliente.

Por ustedes, por las futuras generaciones, ayúdenos a cerrar la fábrica de machos. Depende de ustedes, de nadie más.